Febrero en el Cerveró “Tratando la enfermedad mental”

Del psicoanálisis al electroshock, la terapia institucional o la psicocirugía, el tratamiento de la enfermedad mental ha estado desde sus inicios rodeado de polémica, por sus implicaciones éticas y sociales. El descubrimiento de nuevas técnicas ha avanzado en paralelo al cuestionamiento radical, por parte de algunos profesionales de la medicina, de los enfoques y métodos tradicionales, que recibirán un nuevo y duro ataque en los sesenta desde la filosofía, con el afilado análisis que efectuará Foucault sobre el papel de las instituciones psiquiátricas y la construcción social de la locura.

El cine no ha desaprovechado la ocasión de abordar estos tratamientos en sus relatos, explotar su impacto emocional sobre el espectador, mostrar sus consecuencias más extremas y reflejar, al mismo tiempo, diferentes concepciones sobre la locura, entendida a menudo como simple desvío de la norma social.

Cuestiones polémicas que podrán abordarse en las diferentes sesiones del ciclo ‘Tratando la enfermedad mental’, que se inaugura el jueves 5 de febrero con la proyección de Mones com la Becky (Monos como Becky, Joaquim Jordà y Núria Villazán, 1999), un testimonio sincero sobre la vida interna de los hospitales psiquiátricos. Aclamado por la crítica, este documental creativo parte de la figura de Egas Moniz, premio Nobel que introdujo la psicocirugía, para cuestionar los planteamientos de la terapia psiquiátrica tradicional y perfilar un agudo análisis de la conducta humana y la función de los manicomios.

La segunda sesión del ciclo estará dedicada a un clásico del cine norteamericano, De repente, el último verano (Suddenly, Last Summer, Joseph L. Mankiewicz, 1959), que se proyectará el jueves 12 de febrero. A partir de un magnífico guion de Tennessee Williams y Gore Vidal, y con un reparto de lujo encabezado por Elizabeth Taylor, Montgomery Clift y Katharine Hepburn, Mankiewicz realizó una de sus películas más populares, un drama sureño desquiciado en el que una rica y despiadada viuda decide financiar una institución psiquiátrica con oscuros fines.

El jueves 19 será el turno de abordar la terapia psicoanalítica a partir de la proyección de Un método peligroso (A Dangerous Method, 2011), un retrato truculento de los tratamientos del médico austríaco. Una polémica cinta que nos ofrece la siempre perturbadora visión de David Cronenberg sobre la relación entre Carl Jung, su mentor Sigmund Freud y la paciente Sabina Spielrein, interpretados respectivamente por actores de la talla de Michael Fassbender, Viggo Mortensen y Keira Knightley.

Cierra el ciclo una de las obras cumbre de Robert Rossen, Lilith (1964), protagonizado por Jean Seberg en una de las interpretaciones más deslumbrantes de su carrera. El jueves 26 de febrero se proyectará este complejo drama psicológico, en el que un terapeuta se enamora de una joven esquizofrénica, una experiencia amorosa que lleva al especialista a una situación límite, incapaz ya de distinguir la enfermedad mental de la cordura.

Como es habitual en la programación cinematográfica del Palau de Cerveró, cada sesión contará con una presentación previa a cargo de miembros del Aula de Cinema y con la participación de expertos en la materia, como los psiquiatras Andrés Porcel, Cándido Polo y Antonio Rey, coordinador del ciclo. Con posterioridad a la proyección, se abrirá un coloquio en el cual podrá participar el público asistente.

Del psicoanálisis al electroshock, la terapia institucional o la psicocirugía, el tratamiento de la enfermedad mental ha estado desde sus inicios rodeado de polémica, por sus implicaciones éticas y sociales. El descubrimiento de nuevas técnicas ha avanzado en paralelo al cuestionamiento radical, por parte de algunos profesionales de la medicina, de los enfoques y métodos tradicionales, que recibirán un nuevo y duro ataque en los sesenta desde la filosofía, con el afilado análisis que efectuará Foucault sobre el papel de las instituciones psiquiátricas y la construcción social de la locura.

El cine no ha desaprovechado la ocasión de abordar estos tratamientos en sus relatos, explotar su impacto emocional sobre el espectador, mostrar sus consecuencias más extremas y reflejar, al mismo tiempo, diferentes concepciones sobre la locura, entendida a menudo como simple desvío de la norma social.

Cuestiones polémicas que podrán abordarse en las diferentes sesiones del ciclo ‘Tratando la enfermedad mental’, que se inaugura el jueves 5 de febrero con la proyección de Mones com la Becky (Monos como Becky, Joaquim Jordà y Núria Villazán, 1999), un testimonio sincero sobre la vida interna de los hospitales psiquiátricos. Aclamado por la crítica, este documental creativo parte de la figura de Egas Moniz, premio Nobel que introdujo la psicocirugía, para cuestionar los planteamientos de la terapia psiquiátrica tradicional y perfilar un agudo análisis de la conducta humana y la función de los manicomios.

La segunda sesión del ciclo estará dedicada a un clásico del cine norteamericano, De repente, el último verano (Suddenly, Last Summer, Joseph L. Mankiewicz, 1959), que se proyectará el jueves 12 de febrero. A partir de un magnífico guion de Tennessee Williams y Gore Vidal, y con un reparto de lujo encabezado por Elizabeth Taylor, Montgomery Clift y Katharine Hepburn, Mankiewicz realizó una de sus películas más populares, un drama sureño desquiciado en el que una rica y despiadada viuda decide financiar una institución psiquiátrica con oscuros fines.

El jueves 19 será el turno de abordar la terapia psicoanalítica a partir de la proyección de Un método peligroso (A Dangerous Method, 2011), un retrato truculento de los tratamientos del médico austríaco. Una polémica cinta que nos ofrece la siempre perturbadora visión de David Cronenberg sobre la relación entre Carl Jung, su mentor Sigmund Freud y la paciente Sabina Spielrein, interpretados respectivamente por actores de la talla de Michael Fassbender, Viggo Mortensen y Keira Knightley.

Cierra el ciclo una de las obras cumbre de Robert Rossen, Lilith (1964), protagonizado por Jean Seberg en una de las interpretaciones más deslumbrantes de su carrera. El jueves 26 de febrero se proyectará este complejo drama psicológico, en el que un terapeuta se enamora de una joven esquizofrénica, una experiencia amorosa que lleva al especialista a una situación límite, incapaz ya de distinguir la enfermedad mental de la cordura.

Como es habitual en la programación cinematográfica del Palau de Cerveró, cada sesión contará con una presentación previa a cargo de miembros del Aula de Cinema y con la participación de expertos en la materia, como los psiquiatras Andrés Porcel, Cándido Polo y Antonio Rey, coordinador del ciclo. Con posterioridad a la proyección, se abrirá un coloquio en el cual podrá participar el público asistente.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Comments are closed