Verónica Montijano y su Vermont Atelier

Vermont Atelier, el nuevo proyecto de la interiorista Verónica Montijano, congregó a más de un centenar de personas en la presentación de Porter Chair y Porter Love Seat Luis XV, dos piezas únicas, herederas del mobiliario versallesco del siglo XVIII y que recuperan el legado familiar de su abuelo Mariano García, segunda generación de la empresa que dio a conocer el mueble valenciano por todo el mundo.

Las piezas exclusivas sedujeron a todo el público asistente por su belleza y por la profesionalidad y el mimo aplicadas en su creación. Son muebles de estilo francés tallados a mano y acabados con las técnicas artísticas de dorado al agua con oro fino, método por excelencia aplicado en el siglo XVIII y tapizadas con terciopelo de algodón de la firma italiana Brochier, que consiguen revivir el espíritu de toda una época.

“Para mí ha sido un momento muy emocionante, de mucho sentimiento. Me acordé de mi abuelo y de todo lo que viví con él. Siento una felicidad y una satisfacción absoluta por haber podido rendirle este homenaje. Recuerdo perfectamente cómo pensaba y dibujaba estas piezas, que posteriormente incluyó en su catálogo. Además, desde un punto de vista profesional, esta colección me permite revalorizar unos oficios tradicionales y artesanos, como la ebanistería y los acabados, que se están perdiendo. Son unos sillones con historia que, constructivamente, son complicadísimos de crear. Y es un placer ver que tenemos unos artesanos capaces de trabajar unas piezas como éstas”, explica la interiorista.

El evento trasladó a los asistentes directamente a los salones de la Corte francesa del siglo XVIII con una iluminación sutil pero exquisita, del aroma de las velas y de la degustación “dulces delicias reales”, un guiño a los banquetes de la Corte de Versalles, que servida por Espacio Myrtus dirigido por María José Lladró.

Junto con las piezas de Verónica Montijano, se presentaron también las mesas auxiliares Veronica’s Family Side Tables de José Martínez Medina que complementan y contrastan con las piezas Porter Chair y Porter Love Seat, editada por Black Tone. Un “maridaje” entre piezas clásicas y diseños contemporáneos que establecen un diálogo entre la tradición y la vanguardia, creando de esa forma un estilo irrepetible, único y exclusivo.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.