“Espai Tactel es lo mejor que nos ha pasado en nuestra vida”

Ismael Chappaz y Juanma Menero, galeristas de arte

Al frente de la galería de arte contemporáneo Espai Tactel (Dénia, 25) se encuentran Ismael Chappaz y Juanma Menero, desde donde remueven y agitan todo lo que pueden. Inaugurada en 2011, la galería se ha consolidado como uno de los referentes artísticos de la ciudad y entró en el establishment artístico gracias a su paso por ARCO, la feria más importante del país, en la que repetirán en 2018.

Ser galerista en España. Manual de supervivencia.

No existe ningún manual de supervivencia, nadie nace aprendido. Las galerías son proyectos muy personales. Los tiempos en esto del mundo del arte son bastante raros, a veces tenemos la impresión que todo avanza muy lento y por el contrario, otras veces nos inunda una sensación de vértigo demasiado grande debido a lo rápido que va todo. Lo único que sabemos es que necesitamos mostrar lo que nos gusta y por lo que creemos que la gente tiene que apostar.

Ser galerista en España es complicado y más desde Valencia, pero nosotros creemos haber encontrado el camino. O eso esperamos.

¿Cómo comenzasteis en el mundo del arte? Primero Tactelgraphics, luego Espai Tactel…

Siempre nos hemos dedicado en cuerpo y alma a meter cabeza en el mundo del arte contemporáneo. Juanma es licenciado en Bellas Artes y yo (Ismael) titulado fotógrafo y diseñador. Teníamos un estudio de diseño (Tactelgraphics) y un día nos dijimos: ¿Por qué no montamos una galería de arte? Y eso hicimos. Ambos hacemos un poco de todo puesto que tenemos la formación y los medios para hacerlo. Nuestros caracteres son bastante antagónicos, cosa que nos viene muy bien para afrontar cualquier reto. Inauguramos Espai Tactel en abril de 2011, pero pensamos que hasta 2013 no empezamos a desarrollar el proyecto más contemporáneo tal y como lo entendemos ahora. No cambiaríamos nada, montar Espai Tactel es lo mejor que nos ha pasado en nuestra vida. Estamos muy orgullosos de nuestro proyecto y esperamos que sea así por muchos años.

¿Qué es lo que el público puede encontrar en Espai Tactel?

Nuestra galería tiene varias líneas, artistas y estilos. Consideramos que anclarse en algo muy concreto es aburrido y eso es lo que no queremos ser, aburridos. Para nosotros es fundamental combinar artistas valencianos con artistas de otros lugares para generar relaciones a diferentes niveles que enriquezcan nuestro contexto. Eso es lo que debería entender la sociedad valenciana.

Contadnos sobre vuestros artistas de la galería.

La mayoría de artistas que mostramos tienen un carácter multidisciplinar y algunos son difíciles de clasificar, como Rosana Antolí (Alcoi, 1981, que vive y trabaja entre España y Londres), Fito Conesa (Cartagena, 1980, vive y trabaja en Barcelona), Luis Úrculo (Madrid, 1978, vive y trabaja en Ciudad de México), Miguel Rael (Lorca, 1974, vive y trabaja entre Valencia y Granada), Michael Roy (La Rochelle, Francia, 1973, vive y trabaja entre París y Valencia) o nuestra más reciente incorporación Amanda Moreno (Valencia, 1982, vive y trabaja en Valencia). Otros como Natacha Lesueur (Cannes, Francia, 1971, vive y trabaja en París), Christto & Andrew (San Juan, Puerto Rico, 1985 / Johannesburgo, Sudáfrica, 1987, dúo de artistas visuales residentes entre Doha y Copenhague) son más conocidos como fotógrafos aunque también trabajan otros medios como el vídeo o la instalación; por otra parte Nelo Vinuesa (Valencia, 1980, vive y trabaja en Valencia), Javier Palacios (Jerez de la Frontera 1985, vive y trabaja entre Amsterdam y España), Vicky Uslé (Santander, 1981, vive y trabaja entre Nueva York y España) y Antonio Fernández Alvira (Huesca, 1977 vive y trabaja en Madrid) parten de la pintura o el dibujo para construir, como el resto de artistas, un cuerpo de obra muy personal que a la vez reflexiona sobre la sociedad contemporánea.

¿Y vuestros referentes en el arte son…?

Bufff… Esto da para escribir un libro. Nos gustan muchos pintores, fotógrafos, performers, escultores. Artistas, en resumidas cuentas. Los que nos resultan más interesantes son los que son capaces de abordar la creación desde un punto de vista donde la técnica es solo un vehículo para llegar a transmitir una idea, los que siempre cuidan todos los detalles, tanto en el proceso como en el resultado final y el montaje expositivo. Puestos a citar nombres nos interesan Matthew Barney, Brice Dellsperger, Carsten Höller, M/M (Paris), Ugo Rondinone, Elmgreen & Dragset, Michael Roy, Natacha Lesueur, Victoria Civera y Juan Uslé. Con algunos de ellos hemos tenido la suerte de haber trabajado, a otros los conocemos y tenemos una relación de amistad. La vida da muchas vueltas y somos muy jóvenes, nunca sabes lo que puede pasar mañana.

Este año habéis debutado en ARCO por la puerta grande. ¿Qué tal la experiencia?

ARCO es el máximo reconocimiento para una galería en este país, reafirma tu proyecto. Es indiscutiblemente la mejor feria del país, lo que supone entrar en el establishment. Hay que recordar que de las 206 galerías de ARCO solo 63 son españolas, y que dentro de la sección Opening, de las 18 galerías que lo forman solo dos somos españolas. Es una gran responsabilidad. La idea que tuvimos (con la supervisión de Juan Canela y Stefanie Hessler como comisarios, claro está) era llevar artistas que nunca hubieran estado en ARCO.

Siendo una galería española, también era importante llevar artistas de aquí, de la franja mediterránea. No para caer en el regionalismo, pero sí nos parecía muy interesante generar un diálogo entre Rosana Antolí (Alcoi, 1981) y Fito Conesa (Cartagena,

1980). Además seguimos con el proyecto Casa Leibniz (proyecto que iniciamos en el Palacio Santa Bárbara en 2015 junto a otras seis galerías con Jacobo Fitz-James Stuart de la galería Espacio Valverde como organizador principal) que este año se desarrolló dentro de la feria, con un stand propio y pasó a llamarse Salón Leibniz. Antonio Fernández Alvira (Huesca, 1977) fue el artista que nos representó. Y por si fuera poco la revista AD incluyó en su stand una pieza de nuestros artistas más internacionales, Christto & Andrew. Para concluir sobre la experiencia, podemos decir que pese al momento mundial de incertidumbre que se está viviendo, nosotros sobrevivimos.

Hemos luchado mucho para llegar hasta aquí, aunque ARCO no es nuestra meta, es un paso más. Eso sí, es un paso firme. En 2015 estuvimos en Zona MACO Foto y en 2016 en Zona MACO, ambas en Ciudad de México, que es una de la ferias más importantes de Latinoamérica. Así que algo curtidos ya estábamos, todo sea dicho.

Espai Tactel está en pleno barrio de Ruzafa. ¿Lo seguís amando? ¿Ya habéis pasado a la fase de hartazgo por saturación?

Valencia no es una ciudad donde los procesos de gentrificación cuajen correctamente. Con el barrio de Ruzafa ha habido muchas expectativas y, desde nuestro punto de vista, las que se refieren a la cultura, no se han cumplido. Está estancado culturalmente y además, un proyecto como el nuestro no vive de la gente que pasa por la calle. Nuestros clientes no nos compran por estar en Ruzafa.

La gente es reticente a entrar en las galerías, ¿qué creéis que se puede hacer para cambiar esta conducta?

Desde que abrimos la galería no hemos dejado de comunicar que estamos abiertos al público gratuitamente, que pese a ser un espacio privado tenemos la voluntad de tener una proyección pública, no somos estrictamente puntos de venta, estamos abiertos con un horario para que la ciudadanía pueda visitar nuestras exposiciones y disfrutarlas. Quizá lo que falta es que la gente esté más abierta a la cultura y no tenga miedo a lo que desconoce.

El arte contemporáneo normalmente está concebido para tener múltiples interpretaciones y muchos niveles de lectura. Hasta donde sabemos ningún galerista se ha comido a nadie.

¿Cómo veis el panorama artístico en Valencia en la actualidad?

Valencia tiene que mirar un poco más allá de sus narices porque en caso contrario seguirá aletargada para siempre. Las galerías de arte somos agentes fundamentales en el tejido cultural profesional valenciano y creo que la Generalitat debería escucharnos más y atender a nuestras necesidades para que ese tejido pueda crecer. Lo mismo para mis compañeros del resto de España. Aunque últimamente la ciudad parece estar mejorando: el IVAM vuelve a tener una buena programación y un director con criterio, acaban de inaugurar Bombas Gens, que dirige Nuria Enguita y cuya colección asesora Vicente Todolí, se habla de un posible Caixa Forum y de la Fundación Hortensia Herrero.

Además de proyectos galerísticos geniales y de nivel como puede ser Espaivisor, Luis Adelantado, Rosa Santos, Set Espai d’Art o Mister Pink. Para el tamaño de la ciudad y la escasez de coleccionismo que sufrimos creo que es bastante increíble contar con tal cantidad de buenas galerías (entre las que nos incluimos).

¿Cómo afrontáis el nuevo curso? ¿Qué veremos en Espai Tactel en los meses que vienen?

Inauguramos la temporada 2017-2018 con Javier Palacios y su proyecto Magic Dolmen por Abierto Valencia A lo largo del año tenemos programados a Amanda Moreno, Vicky Uslé, Luis Úrculo, Christto & Andrew y una exposición colectiva comisariada por el crítico y comisario Eduardo García Nieto con los artista Manu Arregui, Bene Bergado y Miguel Ángel Gaüeca, todos ellos de la galería Espacio Mínimo de Madrid. Por el momento solo podemos decir que volveremos a estar en ARCO en el programa Opening comisariado por Stefanie Hessler e Ilaria Gianni. Así que muy esperanzados y contentos.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.