BULO: Una lámpara ultravioleta no elimina el virus en 5 segundos

Circula un vídeo que muestra una lámpara portátil de luz ultravioleta como un producto que «elimina» el coronavirus «de tus dispositivos, mascarilla, teléfono» en cinco segundos. Pero es un bulo. La luz ultravioleta que funciona contra los virus es la UV-C, que debe actuar más de cinco segundos para que tenga efecto contra los virus y bacterias, y un mal uso de ella es perjudicial para nuestra salud.

La luz ultravioleta necesita condiciones de seguridad

No todos los tipos de UV son válidos para inactivar los virus, como ya os contamos en este artículo. La luz ultravioleta efectiva contra estos es la UV-C (luz ultravioleta de onda corta). Según la investigadora especializada en Virología y Biología Molecular en el Max Planck Institute for Medical Research (Heidelberg, Alemania), Mónica Berjón Otero, esta luz «es demasiado perjudicial para nosotros. Por lo tanto, su uso debe de estar restringido a personal experto con las medidas de seguridad necesarias». Berjón explica también que «actualmente, se está estudiando la posibilidad de usar una luz UV-C que no afecte a nuestras células (menos potente) para desinfectar las superficies, pero su efectividad aún está en fase de investigación».

La farmacéutica Marián Boticaria García publicó este vídeo en su cuenta de Twitter afirmando que «esto no elimina el virus en 5 segundos. Esto es una ESTAFA que además pone en riesgo la salud ofreciendo falsa sensación de seguridad».

Por su parte, Pepe Alcamí, virólogo del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) también hace hincapié en que «los UV germicidas son extraordinariamente tóxicos, pueden producir quemaduras graves y alteraciones de la retina y hasta ceguera». En el caso de una lámpara de este tipo, «lo más probable es que sea un UVA (como los rayos de las cabinas) y entonces no lo uses porque no sirve».

La radiación UV necesita más tiempo para actuar

Pepe Alcamí afirma que él y su equipo usan «el UVC para destruir contaminación en nuestras cabinas de cultivo pero necesitamos al menos 2 horas para esterilizarlas. Las bacterias son más resistentes que los virus pero 5 segundos no parece que sirva para mucho». La investigadora del Laboratorio Coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), Sonia Zuñiga, explicaba también a Maldita Ciencia que la ultravioleta «es la luz que ponemos en las cabinas de flujo en las que trabajamos con virus (después de desinfectar con un agente químico) durante entre diez y veinte minutos».

Por lo tanto, el tiempo que necesita la radiación ultravioleta para actuar contra los virus es mayor a cinco segundos.

La luz ultravioleta es eficaz sólo hasta cierto punto

Los virus son sensibles a la luz ultravioleta ya que esta consigue destruir los ácidos nucleicos y daña su ADN o ARN, dejándolos incapaces de realizar funciones vitales. Sin embargo, según explicaba a Maldita Ciencia Sonia Zuñiga, aunque los coronavirus en general son sensibles a la radiación ultravioleta, «el problema que tiene la luz UV es que produce una esterilización muy superficial, de modo que (por ejemplo) si tenemos una solución con virus, es prácticamente imposible esterilizarla y eliminar el virus completamente, siempre queda algo de virus residual». Zuñiga cuenta que esa radiación se usa para superficies «lisas».

En la misma línea, el científico en el Servicio de Bioseguridad del CNB-CSIC, Fernando Usera, resalta que «la luz ultravioleta es muy buen germicida [que destruye gérmenes] pero no tiene penetración, ese es el problema».

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.