Declan Donnellan  y Nick Ormerod presentan su versión de «La vida es sueño»

La obra se representará los días 19 y 20 de noviembre en el Teatro Principal

Prince Ezeanyim, Goizalde Núñez, Ernesto Arias, Manuel Moya (JAVIER NAVAL).

El director británico Declan Donnellan, fundador junto Nick Ormerod de la compañía Cheek by Jowl, llega al Teatro Principal de Valencia para presentar su adaptación de la Vida es sueño, escrita  en 1635 por Calderón de la Barca. Life is a Dream, así se llamó en su estreno británico, es la primera adaptación que realiza de una obra del Siglo de Oro español desde que, en 1989, presentaron Fuenteovejuna, de Lope de Vega, en el National Theatre de Londres, y la primera producida en español. La cita será los días 19 y 20 de este mes.

Donnellan (Chevalier de l’Ordre des Arts et des Lettres y miembro de Order of the British Empire por su contribución al mundo del teatro) y Ormerod imprimen su estilo característico a esta obra de Calderón, la más famosa del siglo de oro, dando prioridad al actor, al texto y al espacio.

Según The Guardian, la compañía especializada en recuperar textos clásicos (ha adaptado a Racine, Corneille, Lessing y Ostrovski entre otros) «da vida fresca a los clásicos utilizando actuaciones intensas y vívidas como un láser de luz para encender el texto».

Un muro verde de puertas da la bienvenida al público y, cuando las luces se apagan, se establece la conexión entre el actor y el público; entonces oímos a Calderón preguntarse ¿qué es la vida? Y su respuesta: «Una ilusión, una sombra, una ficción, porque toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son».

Alfredo Noval (JAVIER NAVAL).

Muchas preguntas

La obra está interpretada por Ernesto Arias, Rebeca Matellán, David Luque, Manuel Moya, Goizalde Núñez, Alfredo Noval, Irene Serrano, Antonio Prieta y Prince Ezeanym. Se trata, además, de una coproducción entre la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC Madrid) y Lazona, en colaboración con Barbican (Londres) y la Scène Nationale d’ALBI•Tarn francesa.

La vida se sueño  —una de las cuarenta obras más importante de la historia según The Independent— plantea muchas preguntas: ¿cuál es mi relación con el Estado? ¿Y con mi familia? ¿Y, sobre todo, conmigo mismo? Y también plantea la enorme cuestión de la naturaleza de la existencia. Calderón no ofrece respuestas, sino que insinúa estas cuestiones con aparente gracia y calma, pero el tema central, el de la insustancialidad de la realidad, es profundamente inquietante.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.