Dos jóvenes valencianos representarán a España en la final de la `Dance World Cup´

Ainhoa Segrera (14 años) y Santiago Rousselbin (10 años) representarán a España en la final de la DWC que este año se celebrará en Jersey (Reino Unido) los próximos 25 de junio al 2 de julio tras ganar el oro en sus respectivas categorías de la modalidad de clásico individual.
 
Desde el pasado 24 de marzo hasta el 27 de marzo ha tenido lugar la Final de la Dance World Cup Spain en Sitges. Se trata de un concurso a nivel mundial en el que cada país celebra su final.
Los mejores participantes de cada país son seleccionados para representar, en este caso a España, en la final mundial que se celebrará este año en Jersey y donde se reunirán las mejores escuelas de todo el mundo.
 
El Joven Ballet de Valencia ha triunfado con 2 oros en individuales de clásico, además de haber recibido dos becas. (Ainhoa Segrera y Eva Estellés) Ainhoa Segrera con Esmeralda y Santiago Rousselbin con El Corsario formarán parte del elenco de bailarines que representarán a nuestro país en la final mundial.
Hace tan sólo un par de semanas, JBV ya ganó diferentes premios en el Concurso Vaslav Nijinsky de Huesca habiendo obtenido un oro y una plata, así como un bronce con una coreografía de clásico grupal con Masquerade integrado por estudiantes entre 8 y 11 años, si bien todos defendieron muy bien sus coreografías.
 
Joven Ballet de Valencia surge en septiembre de 2015 ante la necesidad de ofrecer a jóvenes entre 8 y 22 años la posibilidad de subirse a los escenarios, de competir y crecer dentro de la Danza. Se trata de una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es el perfeccionamiento de sus componentes en el arte de la danza en sus múltiples facetas: danza y coreografía, según sus aptitudes y vocación. 
Pretende ser un complemento a la formación académica y ofrecer la posibilidad de subirse a los escenarios.
 
El JBV está integrado actualmente  por unos  26 jóvenes de entre 8 y 19 años que comparten su pasión por la Danza. Tiene su sede en el Centro de Danza Mari Cruz Alcalá, comprometida con el mundo de la Danza en Valencia desde hace más de 40 años. Es, por ello, que cede de forma altruista parte de las instalaciones de su escuela sita en la C/ Alginet de Valencia donde sus aulas de más de 200 m2 permiten ensayar con los acondicionamientos propios de un escenario.
 
Si bien la mayoría de los integrantes pertenecen a la escuela, queda abierto a cualquier estudiante de Danza siempre que supere la audición. Ensayan los sábados y se preparan tanto coreografías grupales como individuales y de diferentes disciplinas (clásico, neoclásico, contemporáneo y jazz), enriqueciendo de esta forma a los integrantes al ofrecerles una formación global e integradora.
 
Sin duda, empieza a dar sus frutos el trabajo, esfuerzo, dedicación e ilusión de estos pequeños jóvenes valencianos que no han hecho más que empezar.
Ainhoa Segrera (14 años) y Santiago Rousselbin (10 años) representarán a España en la final de la DWC que este año se celebrará en Jersey (Reino Unido) los próximos 25 de junio al 2 de julio tras ganar el oro en sus respectivas categorías de la modalidad de clásico individual.
 
Desde el pasado 24 de marzo hasta el 27 de marzo ha tenido lugar la Final de la Dance World Cup Spain en Sitges. Se trata de un concurso a nivel mundial en el que cada país celebra su final.
Los mejores participantes de cada país son seleccionados para representar, en este caso a España, en la final mundial que se celebrará este año en Jersey y donde se reunirán las mejores escuelas de todo el mundo.
 
El Joven Ballet de Valencia ha triunfado con 2 oros en individuales de clásico, además de haber recibido dos becas. (Ainhoa Segrera y Eva Estellés) Ainhoa Segrera con Esmeralda y Santiago Rousselbin con El Corsario formarán parte del elenco de bailarines que representarán a nuestro país en la final mundial.
Hace tan sólo un par de semanas, JBV ya ganó diferentes premios en el Concurso Vaslav Nijinsky de Huesca habiendo obtenido un oro y una plata, así como un bronce con una coreografía de clásico grupal con Masquerade integrado por estudiantes entre 8 y 11 años, si bien todos defendieron muy bien sus coreografías.
 
Joven Ballet de Valencia surge en septiembre de 2015 ante la necesidad de ofrecer a jóvenes entre 8 y 22 años la posibilidad de subirse a los escenarios, de competir y crecer dentro de la Danza. Se trata de una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es el perfeccionamiento de sus componentes en el arte de la danza en sus múltiples facetas: danza y coreografía, según sus aptitudes y vocación. 
Pretende ser un complemento a la formación académica y ofrecer la posibilidad de subirse a los escenarios.
 
El JBV está integrado actualmente  por unos  26 jóvenes de entre 8 y 19 años que comparten su pasión por la Danza. Tiene su sede en el Centro de Danza Mari Cruz Alcalá, comprometida con el mundo de la Danza en Valencia desde hace más de 40 años. Es, por ello, que cede de forma altruista parte de las instalaciones de su escuela sita en la C/ Alginet de Valencia donde sus aulas de más de 200 m2 permiten ensayar con los acondicionamientos propios de un escenario.
 
Si bien la mayoría de los integrantes pertenecen a la escuela, queda abierto a cualquier estudiante de Danza siempre que supere la audición. Ensayan los sábados y se preparan tanto coreografías grupales como individuales y de diferentes disciplinas (clásico, neoclásico, contemporáneo y jazz), enriqueciendo de esta forma a los integrantes al ofrecerles una formación global e integradora.
 
Sin duda, empieza a dar sus frutos el trabajo, esfuerzo, dedicación e ilusión de estos pequeños jóvenes valencianos que no han hecho más que empezar.
Valencia City

El pulso de la ciudad