El luminoso de Tío Pepe de la Puerta del Sol se sumó a “La Hora del Planeta”

El luminoso de Tío Pepe de la Puerta del Sol dejó de iluminar el cielo madrileño el pasado sábado 19 de marzo a las 20:30 h. Con este apagón, el famoso rótulo se unió a "La hora del planeta”, una acción que, año tras año, demuestra que la lucha contra el cambio climático es real y posible. En esta campaña, la mayor iniciativa global en defensa del medio ambiente, millones de personas de todo el mundo apagaron sus luces para mostrar su compromiso con el planeta.

Las luces del histórico luminoso dejaron de alumbrar la Puerta del Sol de Madrid para apoyar esta simbólica acción de impacto global. Ciudadanos, gobiernos y empresas de todo el mundo se unieron para tratar de concienciar a la sociedad sobre los efectos del calentamiento global y reclamar actuaciones para controlar las emisiones de CO2.

Monumentos y edificios tan representativos como el Palacio Real de Madrid, la Sagrada Familia de Barcelona y el Museo Guggenheim de Bilbao, entre otros, se convirtieron en un escenario de celebración y homenaje al planeta. González Byass se sumó con el apagón del luminoso de Tío Pepe, todo un símbolo de la capital española.

El luminoso de Tío Pepe de la Puerta del Sol dejó de iluminar el cielo madrileño el pasado sábado 19 de marzo a las 20:30 h. Con este apagón, el famoso rótulo se unió a "La hora del planeta”, una acción que, año tras año, demuestra que la lucha contra el cambio climático es real y posible. En esta campaña, la mayor iniciativa global en defensa del medio ambiente, millones de personas de todo el mundo apagaron sus luces para mostrar su compromiso con el planeta.

Las luces del histórico luminoso dejaron de alumbrar la Puerta del Sol de Madrid para apoyar esta simbólica acción de impacto global. Ciudadanos, gobiernos y empresas de todo el mundo se unieron para tratar de concienciar a la sociedad sobre los efectos del calentamiento global y reclamar actuaciones para controlar las emisiones de CO2.

Monumentos y edificios tan representativos como el Palacio Real de Madrid, la Sagrada Familia de Barcelona y el Museo Guggenheim de Bilbao, entre otros, se convirtieron en un escenario de celebración y homenaje al planeta. González Byass se sumó con el apagón del luminoso de Tío Pepe, todo un símbolo de la capital española.

Valencia City

El pulso de la ciudad