«El món de Irene», el concierto «que se escucha con los ojos», llega a la sala L’Horta

La obra, dirigida e interpretada por Pep López, está adaptada a personas sordas y tendrá lugar el próximo domingo 15 a las 12 h.

Pep López, durante una sesión de «El món de Irene».

La Sala L’Horta acoge El món de la Irene, un concierto accesible para personas sordas mediante lenguaje de signos y proyecciones. Se trata de un espectáculo inclusivo que se representará el domingo, 15 de enero, a las 12 horas.

Irene es una niña sorda y muy curiosa que para comunicarse necesita «escuchar con los ojos» y hablar con las manos. La capacidad de dibujar conceptos con los gestos le proporciona una visión muy especial del mundo, que ella expresa en forma de historias donde las princesas se casan con princesas y las personas se quieren sin tener que besar a ningún sapo. Desde el escenario, el cantautor Pep López convertirá estas historias en canciones.

El món de la Irene es un espectáculo en forma de concierto multimedia y accesible para personas sordas que incorpora la lengua de signos y cuatro pantallas de video donde se proyectan imágenes, ilustraciones y acciones que refuerzan el contenido para que puedan disfrutar de él tanto las personas con discapacidad de origen auditivo como las oyentes.

Estrenada en 2013 y galardonada con un Premio FETEN a la Mejor Composición Musical, esta propuesta de artes escénicas inclusivas fue pionera en España por el empleo de la traducción simultánea al lenguaje de signos (que corre a cargo de Judit Farrerons). Tras su debut en el teatro Jovellanos de Gijón y el Centro Dramático Nacional de Madrid, ha permanecido en activo durante una década recorriendo escenarios tanto españoles como de distintos países sudamericanos.

Los espectadores conocen a la protagonista virtualmente, a través de una serie de videos sincronizados con los cuentos cortos que relata en directo, con voz y guitarra, Pep López. Son historias que hablan de los conflictos, de la autoestima, de la diversidad de las relaciones humanas, o incluso de la muerte.

«»Creo que es importante la normalización de este tipo de temas en las conversaciones con los niños y las niñas, siempre tratados con sensibilidad y con una voluntad de normalización», ha explicado este veterano artista, formado en Barcelona, Bélgica y Estados Unidos y dueño de un estilo muy personal que ha perfeccionado a lo largo de más de 5.000 actuaciones nacionales e internacionales.

«Este espectáculo nació durante una de mis visitas a La Habana —ha añadido—. Concretamente, un día en que una lluvia tropical me impidió salir de casa. Mirando por la ventana ví a un grupo de niños y niñas que jugaba a pelota bajo un porche que los protegía de la tromba de agua. Una de las niñas no hablaba. Solo se comunicaba en una lengua de signos más o menos improvisada que sus compañeros habían aprendido por conveniencia. El juego era natural, sin prejuicios, sin muletas y sin accesibilidades especiales. Empecé a reflexionar sobre la vida de aquella niña y la relación con un mundo acústico y lleno de estímulos sonoros», ha descrito.

El Cristal Baschet

La guinda de este concierto multimedia es el Cristal Baschet, un instrumento del que solo existen 65 ejemplares en el mundo y es una de las creaciones más famosas de los luthieres franceses François y Bernard Bascht. Pep López es el propietario de uno de estos prodigios de música acústica, que incorpora elementos del guzheng chino y el udu africano.

El Cristal Baschet consiste en una serie de varillas de vidrio, unidas individualmente a una placa de acero, que sirve de canalizador de las vibraciones producidas por estas varillas al ser frotadas con los dedos húmedos, utilizando el mismo principio de las copas musicales. Para tocarlo, el músico se moja los dedos en un recipiente con agua situado junto al teclado y hace deslizar las puntas de los dedos por encima de unas varillas de vidrio en posición horizontal.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.