El Museo de Bellas Artes se reinventa y abre una galería dedicada a la escultura

Se han seleccionado 144 piezas de mármol, madera, yeso y bronce de final del siglo XIX y la primera mitad del XX

Varias obras de Benlliure en el Museo de Bellas Arts de Valencia (MIGUEL LORENZO).

El Museo de Bellas Artes ya no será sinónimo de pintura. Coincidiendo con la conmemoración del Año Benlliure, la institución abrirá un nuevo espacio expositivo en el que la escultura será la gran protagonista. Sita en la primera planta del patio del Embajador Vich, la galería contará con 144 piezas de mármol, madera, yeso y bronce de final del siglo XIX y la primera mitad del XX.

Uno de los protagonistas de la nueva galería es Mariano Benlliure (1862-1947), el principal escultor del realismo del siglo XIX, del que el museo cuenta con una importante colección de obras realizadas con diferentes materiales. Se exponen piezas ocultas desde hace mucho tiempo, como La paz de Marruecos o los relieves funerarios para el mausoleo de la vizcondesa de Térmens, en Cabra (Córdoba). Su puesta en valor coincide con el 160 aniversario del nacimiento del escultor y el 75 aniversario de su muerte.

El otro gran componente de la nueva sala lo marcan la modernidad y vanguardia. Delante del virtuosismo realista y preciosista de la escultura de Benlliure, Ricardo Bellver o Agapito Vallmitjana, en Valencia se produjo una renovación de la escultura figurativa que dio lugar a un nuevo clasicismo de formas rotundas y depuradas. La obra de escultores como Vicente Beltrán Grimal (1896-1963), Ricardo Boix Oviedo (1904-1994), José Capuz Mamano (1884-1964), Carmelo Vicent (1890-1957), Francisco Marco Díaz-Pintado (1887-1980) o Rafael Pérez Contel (1909-1990) es una muestra de la modernidad escultórica de vanguardia

El secretario autonómico de Cultura Ximo López y Pablo González Tornel, director del museo (MIGUEL LORENZO).

Arte sacro y arte profano

La nueva Galería de Escultura se organiza empleando una museografía rotunda e invitando al visitante a valorar la riqueza creativa de la escultura de entre siglos. El hilo argumental establece tres secciones diferenciadas: en primer lugar, los retratos de pintores y escultores, literatos y religiosos, políticos y académicos que participaron activamente en la defensa del arte y de la cultura en la Valencia de entre siglos. Estos retratos se sitúan en dos grandes cuadrículas que potencian el conjunto en oposición a la clásica galería de retratos dispuestos en sucesión monótona.

En segundo término, la escultura de temática religiosa. El museo custodia abundante y refinada estatuaria religiosa contemporánea. Es el caso del magnífico Cristo yacente de Carmelo Vicent, que bebe del estudio anatómico del mundo clásico y de la imaginería barroca castellana, o el Buen Pastor de José Capuz, orientado hacia un purismo formal casi cubista.

Finalmente, las obras maestras se exhiben en dos bancos corridos intercalando temáticas diversas. Desde el Fauno joven, de Francisco Marco Díaz-Pintado, a la Maternidad de Silvestre de Edeta; los torsos femeninos de José Capuz, José Esteve Edo y Mateo Inurria; La moza del cántaro de Carmelo Vicent o la Victoria alada de José Pinazo Martínez.

En los muros también se exponen relieves de Mariano Benlliure, Vicente Beltrán Grimal y Enrique Giner Canet. Para acabar, se exponen tres esculturas exentas, en tres peanas: Mirando al mar y Nido humano, de Carmelo Vicent, y Sueño, de Julio Vicent Mengual.

Con motivo de la nueva instalación, se han restaurado 44 esculturas custodiadas en los almacenes del museo, tarea que ha llevado a cabo Roberto Amador, restaurador especialista en escultura que ha desarrollado una tarea excepcional. Se ha intervenido en los magníficos yesos de Mariano Benlliure (los retratos de la reina Victoria Eugenia, del periodista Antonio Trueba y del pianista Emil von Sauer), la mayoría de los bustos que se exponen, como los del literato y periodista Teodoro Llorente, el escritor Antonio Igual Úbeda, el torero Lagartijo, los arquitectos Francisco Mora Berenguer y Javier Goerlich, el pianista y compositor Chopin o el musicólogo López-Chávarri, o piezas singulares como los Muixeranguers de Algemesí, obra de Leonardo Borràs Artal.

Según explicó durante la presentación del nuevo espacio el director del Museo de Bellas Artes de València, Pablo González Tornel, ha indicado que «la idea de esta galería surgió de las conversaciones con María Bolaños, exdirectora del Museo Nacional de Escultura y excepcional museógrafa. Esta nueva sala reivindica la importancia de la colección escultórica del museo y completa la exhibición de arte de los siglos XIX y XX. El museo ha hecho un importante esfuerzo para recuperar una parte fundamental de sus colecciones y ponerla a la disposición del público».

A la presentación también acudió el secretario autonómico de cultura y Deporte, Ximo López Camps.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.