«El pequeño ladrón» se rueda en la Filmoteca Valenciana

El documental recoge la historia del rodaje en València de la comedia británica ‘El chico que robó un millón’ (1960), de Charles Crichton. El niño protagonista de aquella película es Maurice Reyna, que ha viajado a València para participar en el rodaje del documental. 

Nuria Cidoncha y Maurice Reyna.

La sala Berlanga de La Filmoteca Valenciana es uno de los escenarios en los que se está rodando el documental El pequeño ladrón, dirigido por la productora Nuria Cidoncha, que debuta en la dirección con esta película que recoge la historia del rodaje en València, durante los primeros tres meses de 1960, de la comedia británica El chico que robó un millón (‘The Boy Who Stole a Million’, 1960), dirigida por Charles Crichton, uno de los directores más destacados de los que trabajaron en los míticos Estudios Ealing.

Sobre El Pequeño Ladrón, Nuria Cidoncha ha señalado que es un documental «que se sumerge en el corazón del cine clásico, buscando reconectar con la autenticidad y la simplicidad que caracterizó a la película original».

Durante la semana del 20 al 24 de noviembre, Cidoncha explorará, junto a su equipo, los lugares de la ciudad de València que fueron localizaciones de la película, como las Torres de Serrano, la Plaza del Ayuntamiento, la Plaza de Rodrigo Botet, la Calle Cordellats, la Plaza de la Reina o la Calle del Mar.

El documental también se aproxima a la historia que hay detrás de los protagonistas de la comedia de Crichton, sus tramas y todos aquellos secretos que esconde la película original.

Producida por Nuria Cidoncha para When Lights are Low y Óscar del Caz para Digital Cine Media, El pequeño ladrón cuenta con las ayudas a la producción del Institut Valencià de Cultura (IVC). El guion es de Nuria Cidoncha y de la cineasta Ana Ramón Rubio, que acaba de recibir el premio al mejor documental en la gala de los Premios Berlanga por Bull Run.

El asesor del proyecto ha sido el cineasta Carlos Ibáñez que, desde su puesta en marcha, ha estado colaborando tanto en la investigación histórica como en la gestión de aspectos específicos, como la participación de Maurice Reyna, protagonista fundamental del documental, puesto que interpretó de niño al personaje de Paco en la película de Crichton.

El equipo técnico se completa con Agustín Solsona-Rodrigo, director de fotografía; Cristina Vivó, directora de producción; Sonia Monllau, directora de arte; Vane Ribera, maquillaje y peluquería; Xavi Mulet, sonido y edición de diálogos, y Laura Mezzelani, ayudante de dirección.

Escena de El pequeño ladrón.

Participantes en el documental

Junto a Maurice Reyna, principal protagonista del documental, intervienen expertos y estudiosos de la película, como el periodista Tomás Gorria y el crítico de cine Daniel Gascó, propietario del video club Stromboli y uno de los promotores de la recuperación de la cinta de Crichton, cuando se pudo estrenar por primera vez en España el 18 de octubre de 2016 en la Filmoteca Valenciana, durante la celebración del festival Mostra Viva.

También son entrevistados el pediatra Jaime Boscá y el librero e investigador Rafael Solaz, que estuvieron presentes siendo niños en algunas escenas del rodaje de Charles Crichton en Valencia hace 63 años.

Por parte de las instituciones académicas y cinematográficas participan el jefe de Programación de La Filmoteca Valenciana, José Antonio Hurtado; la jefa de Recuperación, Inma Trull; la técnica de La Filmoteca Valenciana, Áurea Ortiz; la responsable de Valencia Film Office de Visit Valencia, Pepa Jordá; la profesora de Comunicación Audiovisual del CEU San Pablo, Begoña Siles; y el profesor de Historia Contemporánea de la Universitat de València, Germán Ramírez.

Pese al prestigio de Crichton como director de comedias de éxito y el haber sido rodada en València, El chico que robó un millón no se estrenó nunca en salas comerciales en España.

Comedia para todos los públicos, el argumento de la película es muy sencillo: el niño Paco (Maurice Reyna) roba diez mil pesetas en el Banco Nacional donde trabaja como botones. Su intención es la de ayudar a su padre (Virgilio Teixeira) que tiene que reparar el taxi con el que sobreviven. Pero el niño hurta por error un millón de pesetas. Ese es el punto de partida que desencadena una de las persecuciones más largas de la historia del cine y que tiene como escenario la ciudad de València.

Nacido en Venezuela en 1948, Maurice Reyna tuvo una breve carrera cinematográfica como actor infantil en Inglaterra, donde residió siendo un niño. Tras el rodaje de El chico que robó un millón, intervino en la comedia ‘Mr Topaze’ (1961) dirigida por Peter Sellers. Posteriormente, se dedicó a la música y es autor de numerosas bandas sonoras y arreglos musicales para películas, ente las que destacan El cine soy yo (1977) y El secreto (1988), ambas dirigidas por Luis Armando Roche.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.