El TEM presenta «Una isla», una reflexión sobre el futuro colectivo ante desafíos como la IA

La espectacular obra de Agrupación Señor Serrano sale a escena los días 12 y 13 de enero en el Musical.

«Una isla», de Agrupación Señor Serrano.

La compañía Agrupación Señor Serrano presenta los próximos 12 y 13 de enero en el Teatre El Musical (TEM) su obra «Una isla», una propuesta desarrollada con la ayuda de diferentes inteligencias artificiales que reflexiona sobre si es viable seguir pensando que los desafíos que afrontamos se pueden resolver de forma individual.

“El Teatre El Musical arranca la programación de este año 2024 con una de las compañías españolas más destacadas de Europa, que propone un debate contemporáneo de calado universal, como es el de nuestra relación con la IA, a través de un diálogo con las máquinas en un espectáculo de gran belleza plástica”, destaca el director del TEM, Juanma Artigot.

Agrupación Señor Serrano practica un lenguaje contemporáneo que no rehuye ni los grandes debates ni las nuevas maneras de ponerlos en escena. En «Una isla», la compañía de Pau Palacios, Àlex Serrano y Barbara Bloin ha creado textos, imágenes y música en diálogo con varias IA.

“Desde los años cincuenta, cuando empezaron los estudios sobre inteligencia artificial como la entendemos hoy en día, las ficciones las han retratado como una amenaza. Posiblemente parecida a la que las máquinas suponían para los ludistas, la de los robots en las novelas de Asimov o en otro plano de cosas, las caras sin rostro de los inmigrantes en nuestras sociedades. Como en cualquier mitología, el miedo del creador a ser superado y aniquilado por su creación ha protagonizado el dilema de la convivencia entre humanos e inteligencias artificiales. El miedo al otro, a lo desconocido. Por primera vez, la humanidad se encuentra frente a una agencia que es percibida como más capaz, como superior”, expone la formación.

«Una isla», de Agrupación Señor Serrano.

En el montaje se mezclan diferentes tratamientos escénicos y performativos que van desde el uso de vídeo en directo hasta las coreografías de grupo, pasando por un canto religioso a capella y la puesta en escena de pinturas vivientes. Para su estreno en València se ha realizado un casting con el objetivo de seleccionar a un grupo de 10 bailarines y bailarinas que participarán en la pieza.

En el escenario, la audiencia accede a un espacio grande, muy diáfano, donde una enorme pantalla se extiende de lado a lado y de suelo a techo en el fondo. En el suelo hay un mar de plástico. Una performer entra en escena y se pone a hacer ejercicios de algo que parece yoga pero que no lo acaba de ser. En la pantalla se proyecta una conversación entre la compañía y una inteligencia artificial sobre cómo crear un espectáculo. La conversación se va convirtiendo en un ruido perturbador, ensordecedor. Y de pronto, se produce un cambio.

Sobre las tablas del Teatre El Musical terminan coincidiendo practicantes de fake-yoga, atletas aeróbicos, hologramas cantantes y corredores en revolución constante. Toda esta diversidad que ha acabado se busca en el espacio componiendo una coreografía indefinida del estar juntos, del cuidarse, del abrazarse, de captar, asumir y gestionar el disenso, los abusos y la diferencia.

«Una isla», de Agrupación Señor Serrano.

En esta producción, Agrupación Señor Serrano dejan de lado los impulsos tecnológicos que los han hecho famosos en media Europa y analizan la necesidad de suscribir un nuevo contrato humano en el que pasar del yo al nosotros, del bienestar individual al bienestar común. En su reflexión escénica surgen incógnitas como: ¿Quién encaja en este nosotros? ¿Puede haber un nosotros sin el otro? ¿Qué hacemos con lo que nos molesta? ¿Los mosquitos, las plantas venenosas y las artificiales caben en este nosotros? ¿Qué pasa con las inteligencias artificiales? ¿Cuáles son los derechos de una vaca, de un humano, de una IA o del sol? ¿Quién debería imaginar los nuevos mitos? ¿Qué pasa si invitamos a las inteligencias artificiales a imaginar un nosotros? Esto es lo que, precisamente, ha hecho la compañía, pedir a las IA imaginar un lugar para ese nosotros, imaginar

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.