Vicente Espinosa, ante una de sus obras expuestas en el Museo Nacional de Cerámica.