La experiencia de vivir la mascletà desde la zona de fuegos

La Mascletà para la UNESCO del pasado lunes fue memorable pero, para que no se perdiera ni un solo detalle, Amstel ha utilizado una innovadora tecnología que ha permitido grabarla en 360°.

Utilizando 6 cámaras unidas sobre un soporte especial, se han tomado imágenes desde todos los ángulos. Después se han sincronizado mediante un software específico y se ha editado un vídeo que por primera vez ofrece una experiencia de realidad aumentada dentro de un espectáculo pirotécnico

Desde la Tablet u ordenador y en el  Smartphone (mediante la app de YouTube) o acercándose a la Soroll Store (Plaza del Ayuntamiento) donde Amstel va disponer de Gafas 3D y iPads,  el espectador puede moverse a su antojo dentro de la zona de fuegos mientras estallan 100.000 detonaciones, arden 260 kilos de pólvora y 7.000 efectos toman el cielo.

Una experiencia única, hasta ahora sólo reservada para los técnicos y el maestro pirotécnico, que ahora está al alcance de todo el que alguna vez haya fantaseado con sentir el estallido de la pólvora desde el epicentro mismo de una mascletà.

Y en especial de una que ha quedado para la historia, la que Amstel y Vicente Caballer,  con la colaboración del Ayuntamiento de Valencia y Junta Central Fallera, han disparado para reivindicar la candidatura de Las Fallas a Patrimonio Inmaterial de la UNESCO.

La Mascletà para la UNESCO del pasado lunes fue memorable pero, para que no se perdiera ni un solo detalle, Amstel ha utilizado una innovadora tecnología que ha permitido grabarla en 360°.

Utilizando 6 cámaras unidas sobre un soporte especial, se han tomado imágenes desde todos los ángulos. Después se han sincronizado mediante un software específico y se ha editado un vídeo que por primera vez ofrece una experiencia de realidad aumentada dentro de un espectáculo pirotécnico

Desde la Tablet u ordenador y en el  Smartphone (mediante la app de YouTube) o acercándose a la Soroll Store (Plaza del Ayuntamiento) donde Amstel va disponer de Gafas 3D y iPads,  el espectador puede moverse a su antojo dentro de la zona de fuegos mientras estallan 100.000 detonaciones, arden 260 kilos de pólvora y 7.000 efectos toman el cielo.

Una experiencia única, hasta ahora sólo reservada para los técnicos y el maestro pirotécnico, que ahora está al alcance de todo el que alguna vez haya fantaseado con sentir el estallido de la pólvora desde el epicentro mismo de una mascletà.

Y en especial de una que ha quedado para la historia, la que Amstel y Vicente Caballer,  con la colaboración del Ayuntamiento de Valencia y Junta Central Fallera, han disparado para reivindicar la candidatura de Las Fallas a Patrimonio Inmaterial de la UNESCO.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Comments are closed