LA PODEROSA PUNTA DE INNOVACIÓN DE VALENCIA

El éxito de la Comunitat Valenciana en materia de Ciencia e Innovación, tanto a nivel público como privado, a veces se reconoce más fuera de nuestras fronteras que aquí

Panorámica de la Marina del Puerto de València (ADOLFO PLASENCIA).

ADOLFO PLASENCIA @adolfoplasencia

29 de mayo, 2023

El investigador principal del Real Instituto Elcano Andrés Ortega, contactó conmigo a finales de 2021, través de mi amigo el catedrático de la Universitat de València Gregorio Martín, para consultarme algo singular como persona independiente conocedora del crecimiento de las iniciativas innovadoras que en los últimos tiempos ya que desde el magnífico observatorio de dicho Real Instituto poseían cifras que apuntaba a una poderosa emergencia de la innovación en el ecosistema valenciano.

Como respuesta a su consulta le respondí, que yo estaba convencido de que esa emergencia que se estaba produciendo desde hace un tiempo y que estaba dispuesto a organizarle, un encuentro en persona con al menos veinte casos concretos protagonistas en forma de emprendedores o equipos de esa innovación tanto del mundo empresarial como el mundo científico, que es lo mejor para tener datos directos y objetivos del acelerón reciente de creatividad empresarial y científica.

Andrés aceptó sumergirse en lo mejor del ecosistema de innovación valenciano de reciente, y no tan reciente creación, lo cual acabó en el certero diagnóstico en un Policy paper titulado Industrializar la digitalización que se convirtió en el primer documento de este tipo que el Presidente del R. I. Elcano ha presentado fuera de Madrid, y esta vez tuvo lugar —rompiendo la costumbre madrileña—, en el Auditorio la Ciudad Politécnica de la Innovación de la Universidad Politécnica de València.

Estos documentos son diagnósticos que se confeccionan para mostrar a la gobernanza española y europea los ámbitos en que deben focalizarse las acciones y regulaciones y prestar la atención adecuada de modo estratégico a los ámbitos tecnológicos tanto a nivel español como europeo y mostrar caminos a partir del ejemplo virtuoso de la pujanza y el impulso innovador detectado. Quien lea con calma el documento puede aprender mucho y tomar conciencia sobre cuáles son los mejores caminos y cuáles deben ser las prioridades en marco de la política industrial española y europea sobre los ámbitos tecnológicos, financiación, el impulso del mejor talento, la atracción de la financiación de riesgo y donde están los mejoras ideas traducidas en patentes y en nuevas formas e ideas innovadoras con ejemplos valencianos como la idea de los Data Center de Proximidad —mucho más seguros y sostenibles—, o como es el caso de la empresa Occentus Network, con su ciberseguridad personalizada y adaptada para un tejido empresarial con un alto número de Pymes, o  la idea de la Innovación in-house que se practica en el IFIC de a Universitat de València y uno de cuyos frutos es   diseñar y fabricar, por ejemplo los sensores para la nueva generación del Acelerador de Partículas del CERN llamada High-Luminosity Large Hadron Collider (HL-LHC) que han de resistir una radiación diez veces mayor que de la anterior generación del Acelerador y que debe fabricar así porque no hay empresa que se las pueda fabricar.

Evento tecnologico de emprendedores tecnologcios en Zeus, en La Marina (ADOLFO PLASENCIA).

El concepto de «industrialización de la digitalización» tiene que ver en el fondo con la recuperación europea y española de las fabricaciones estratégicas tecnológicas e industriales sobre las que nos puso por fin las pilas a los estados europeos ver la indefensión en la que, en realidad, estábamos durante la Pandemia en España y en Europa con los recursos y fabricados sanitarios; pero también en la transición digital,  energética y medioambiental en que de forma inapelable está metido el mundo, no solo Europa

En el citado Policiy Paper se describe el concepto «industrialización de la digitalización» como «la fabricación de las cosas que se necesitan para la digitalización, lo que debe ser parte de la política industrial, e incluir los servicios digitales». Según el autor, Andrés Ortega, «el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia español, en respuesta a los fondos europeos, atiende en una parte importante a este reto. No obstante, sobre todo en materia de dispositivos avanzados y de tecnología profunda, los tiempos son mayores, de 2 a 20 años. Son necesarias alianzas nacionales e internacionales, especialmente europeas para lograr sus objetivos».

Además, enumera los ámbitos prioritarios, tanto en materia de productos intangibles (industria del software, inteligencia artificial, computación y comunicación cuántica, ciberseguridad y la industria de la lengua española), como otros tangibles (sensores, microprocesadores y microelectrónica y fotónica, cables submarinos, infraestructuras de comunicación transfronteriza, cloud, 5G y satélites de comunicación) que requieren tiempos más largos, por los que hay que planificarlas desde ya y cuanto antes.

Según el citado documento, una de las principales debilidades de cara al mercado global que es que la mayor parte de las empresas valencianas (más del 90%) tiene un tamaño excesivamente pequeño, lo cual también pasa en España, y ello —dice literalmente el documento— «supone el excesivo peso de las pymes en la economía española y en este sector en particular, la gestión de los recursos y del talento, así́ como de la innovación y las patentes». Así, reclama una «Advanced Research Projects Agency (ARPA) española y europea, y la elaboración de una estrategia española de tecnología profunda —y añade—, son oportunidades casi únicas que no se deben perder. El modelo de ecosistema valenciano se estudia como un buen ejemplo a seguir».

Y el autor, Andrés Ortega, no lo dice por decir.  En el epígrafe dedicado al Sistema de Innovación valenciano explica literalmente: «En los últimos años ha crecido un ecosistema tecnológico en València, de emprendedores, inversores e investigadores, que, aunque no exclusivamente, gira en torno a la Universidad Politécnica de València (UPV), el proyecto de Lanzadera de Juan Roig (Mercadona) y la asociación Startup Valencia, además de otras empresas independientes muy punteras en su campo o nicho de alto nivel de mercado global que son, al tiempo, mucho más conocidas a nivel mundial en su mercado especializado y bastante desconocidas en España. Hay en su base una estrecha colaboración universidad-empresa, orientada a proporcionar recursos humanos con alto conocimiento técnico y científico, capaces de impulsar en las empresas las fases de desarrollo y aplicación creativa de tecnologías de vanguardia y aplicarlas de inmediato en la economía real. Ello ha transformado en unos pocos años La Marina del puerto de València, desde la sociedad civil, en un centro de innovación creativa, y en buena parte promiscuo (interdisciplinar)». Además, añade, «aunque venía de antes, uno de los impulsos fue la Copa América de 2007, que en su reglamento genérico obligaba a construir los barcos y sus componentes en un circulo a 50 kilómetros como máximo de la ciudad, lo que generó un banco de innovación, un boom de investigación y desarrollo que luego se ha mantenido».

En València casi nadie lo sabe pero tanto el velero particular de Eric Schmidt actualmente es el presidente ejecutivo de Google, como el de su mujer, han sido diseñado y fabricado en King Marine, un astillero de veleros que fundó Gabriel Mariani para construir los monocasco de fibra de carbono de una pieza de los veleros de la 32 America’s Cup y que acaba de ampliar con una sede también en La Marina de València.

«Las exsedes —como explica el documento— se han aprovechado para nuevos proyectos, entre otros Lanzadera (aceleradora de empresas). Desde su creación en 2013, Lanzadera ha prestado apoyo a más de 700 startups, aportando más de 15 millones de euros de financiación en préstamos. Ha conseguido generar más de 4.000 puestos de trabajo directos. Ligado a ella se fundó, además, Angels Capital, un fondo de capital riesgo —que ya ha invertido 30 millones de euros en 33 empresas—, que se integra, junto a EDEM y Lanzadera, ubicados en el hub de emprendimiento Marina de Empresas, junto al puerto de València.

EDEM es un complementario centro de enseñanza que funciona como Escuela de Empresarios, con sus mentores, directores de proyecto, partners y grandes corporaciones que, trabajan mano a mano con los emprendedores, en una forma exitosa de inteligencia colectiva. Forma directivos, con un grado ADE y un MBA,62 adscrito a la Universitat de València, orientado desde el mundo de la empresa y del mercado, no académico, que gira en torno a las áreas de lanzamiento para situarse de inmediato en el mercado, escalar e innovar la gobernanza corporativa. Imparte, además, un grado en Ingeniería y Gestión Empresarial, adscrito a la UPV.

La UPV, con colaboración público-privada, lanzó la Ciudad Politécnica de la Innovación (CPI), Parque Científico de esta universidad, integrado en su campo central de Vera, para aplicaciones de vanguardia. Hoy cuenta con más de 3.000 investigadores. Tiene una serie de institutos de investigación y tecnológicos, como por ejemplo el Instituto Universitario de Automática e Informática Industrial, el Instituto de Nanofotónica, con un conjunto de laboratorios y una fundición de chips fotónicos, o el Instituto de Tecnología Química ITQ, centro de investigación mixto creado en 1990 por la UPV y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), entre otros.

Hay núcleos de desarrollo e innovación tan potentes que tiene entidad propia con patentes y relaciones internacionales, aunque formen parte del sistema de la UPV. Diversas empresas están ubicadas en este parque científico. La Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana (Redit) tiene también una función fundamental en el desarrollo de este ecosistema. También se creó una Agencia Valenciana de Innovación (AVI), que ha puesto en marcha el Distrito Digital Comunitat Valenciana, un hub tecnológico que cuenta ya con 400 empresas y entidades tecnológicas.

El conjunto de convocatorias es muy amplio y la AVI, con financiación de la Generalitat Valenciana, especialmente la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DGTIC), y de las grandes empresas y principales asociaciones empresariales en Valencia, se ha convertido en gestora de transferencias tecnológicas. Inndromeda, la Alianza de Tecnologías Innovadoras de la Comunidad Valenciana, es una red de innovación digital que se ha convertido en un hub de la Comunidad Valenciana de referencia para Europa.

Podría parecer que estas bonitas palabras del citado documento —que lo son—, invocan a aquellas de que aquí en València y la Comunidad Valenciana, hay un clima envidiable como un buen activo —eso no lo duda nadie—. Pero el esfuerzo de innovar y sacar adelante y materializar en el mercado real las mejores ideas es un trabajo muy duro. A eso también estamos acostumbrados aquí aunque tenemos encima muchos tópicos en contra de ello, pero en innovación y proyectos empresariales de éxito, últimamente haya muchos ejemplos —gran parte de ellos, valencianos— que podemos mostrar, de gran éxito en el mercado global, muy conocidas en todo el mundo, pero desconocidas aquí en su propia ciudad, aunque a muchos emprendedores que las han puesto en marcha eso no les importa.

Por ejemplo a Ricardo Montesa, fundador de Brainstorm, con cuya tecnología Infinity Set se han realizado en directo durante 16 años las noches electorales del Reino Unido en la BBC; o la Noche electoral de la CNBC que ganó Barack Obama; o con su tecnología de realidad Aumentada combinada con Uneral Engine mostrar en directo cuatro clones digitales de Madonna en los Premios 2019 Billboard Music Awards en Las Vegas, EE.UU.

Acceso a TheNextWeb, un evento tecnologico del Financial Times en la Marina (ADOLFO PLASENCIA).

Pondré algunos ejemplos más muy recientes para confirmar que los positivos párrafos anteriores del documento del Elcano en realidad reflejan una potente realidad que está en marcha en innovación, ciencia, economía e iniciativas innovadoras en la nueva economía e investigación valencianas. Algunos ejemplos muy recientes:

• El Financial Times publicó el pasado 14 de abril la noticia de que Open AI la famosa empresa creador del Chat-GPT, contrató hace unos meses a 14 investigadores en IA para formar un ‘equipo rojo’ independiente que evaluara y pusiera a prueba diversos aspectos de su nuevo y potente modelo lingüístico GPT-4. Pues bien, Financial Times publicó la lista de ese ‘equipo rojo’ y los dos únicos de ese conjunto de investigadores independientes de inteligencia artificial que investigan en España, son José Hernández-Orallo, y Lexin Zhou, los dos miembros de Instituto Valenciano de Investigación en Inteligencia Artificial (VRAIN) de la Universidad Politécnica de Valencia. Añado ahora una pequeña lista —por cuestión del limitado espacio— de ejemplos concretos, aunque podrían ser muchos más:

•  de gráficos para videojuegos AAA (los que requieren una inversión mínima de 500 millones de dólares por lo menos año y medio de desarrollo), con casi doscientos empleados fue adquirida, junto con su spin-off Turia Games, por el gigante de los Juegos 2K que, entre otros muchos, desarrolla los juegos FIFA a nivel mundial. Una condición de la adquisición fue que sus fundadores Oscar Ferrero (CEO) y José Luis Queral (director de arte) siguieran al frente al frente al menos 4 años, pero dentro de la estructura del gigante 2k. Un detalle interesante es que empresa esta no está en un polígono de las afueras, como es lo típico, sino el centro de València ya que al ampliar las oficinas de la empresa preguntaron a los empleados y ellos mayoritariamente prefieren el centro para poder ir al trabajo en bicicleta o en metro. 

• Hay otra empresa valencia de éxito en el mercado de juegos, en el ámbito de la voz digital sintética. Se trata Voicemod, fundada por tres emprendedores valencianos, los hermanos Jaime, Fernando y Juan Bosch que decidieron, a finales de 2022, incorporarse a la vertiginosa carrera de la Inteligencia artificial generativa aplicada al sonido digital, comprando la empresa catalana Voctro Labs, una spin-off del Grupo de Tecnología Musical de la Universitat Pompeu Fabra especializada en tecnología musical e inteligencia artificial. Conjuntamente, lanzaron sus primeras voces sintetizadas mediante IA a finales del año pasado y tuvieron un gran éxito entre usuarios de todo el mundo. Esta empresa es muy admirada por sus potentes aplicaciones para generar Identidades digitales sonoras.

• A mediado del año pasado, la multinacional HP anunció que traslada de la India a España, y a Valencia, un departamento de desarrollo de software ya va a desplegar en los alrededores de la UPV un Centro de desarrollo de software con 500 ingenieros, con preferencia en emplear recursos humamos con muy buen conocimiento de disciplinas STEAM (acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

• Hace unos meses, en junio de 2022, la élite de la investigación mundial en dispositivos cuánticos, se reunió en el Edificio Veles i Vents de Valencia, a la llamada del físico del MIT (y descubridor del ‘grafeno de ángulo mágico’), el valenciano Pablo Jarillo-Herrero, en una reunión de elite internacional llamada Frontiers n Quantum Materials and Devices (FQMD). La Reunión fue financiada por Harvard y la Fundación Gordon Moore, del fundador de Intel.

• La multinacional japonesa Hitachi compró hace unos meses la empresa VLC Photonics, una spin-off de la Politécnica de Valencia —que participaba en su capital—, enfocada en la nanotecnología fotónica. Alrededor de esta compra, Hitachi traslada a València un centro de desarrollo de software desde Ucrania. En el mismo iTeam ya está en marcha otra Spin-off llamada iPronics, co-fundada por Josep Capmany —investigador del Photonics Research Labs del Instituto iTEAM de la UPV—, y el emprendedor en serie valenciano Iñaki Berenger que es presidente de la compañía, en la que ya ha invertido Amadeus Capital, el fondo de inversión de Cambridge que lidera Herman Hauser, uno de los padres de la arquitectura ARM. 

      En el caso de iPronics la empresa está enfocada en un producto pionero de alta tecnología: los circuitos fotónicos integrados programables de propósito general, es decir, que sus recursos hardware que se pueden reconfigurar prácticamente a la carta, en función de la aplicación que se le quiera dar, por tanto, capaces de proporcionar múltiples funcionalidades usando una única arquitectura, de forma análoga a como actúan los microprocesadores en electrónica

 • El emprendedor valenciano formado en la Escuela de negocios Sloan del MIT, Iker Marcaidesacó desde Valencia a la bolsa electrónica de Nueva York NASDAQ su startup Flywire. Esta empresa global de habilitación y software de pagos cerró con una explosiva subida del 46,25% en su primer día de cotización convirtiéndose en pocas horas de sobra en un unicornio (empresa que la capitalización bursátil valora en más de 1.000 millones de dólares) y pocos días después su valor había crecido hasta los 2.800 millones de euros, al cambio.  ¿Y que ha decidido después de eso Iker Marcaide? Pues seguir viviendo y trabajando en la ciudad.

• El próximo 15 de junio se reúnen alrededor de cinco grandes conferenciantes internacionales una serie de empresas e investigadores para debatir los temas esenciales y más acuciantes de la innovación empresarial en relación a la transición energética, digital, medioambiental y la analítica predictiva con la IA, en la III Jornada Smart Business: Innovación & Valores, en la CPI de la Universidad Politécnica de Valencia.

Estos son algunos de los ejemplos, pero hay muchos más. No será tampoco casualidad de que has pocas semanas Financial Times eligiera el puerto de València, actual polo de desarrollo de iniciativas de emprendimientos instaladas sobre las antiguas bases que dejó a la ciudad la America’s Cup, el realizar su Evento Internacional TheNewxtWeb en Valencia, que fue éxito, y ya anunciado que el año que viene repite en esta ciudad.

Hay muchos ejemplos más. Los que he citado solo son algunos. Pero en ciertos círculos tecnológicos sobre Valencia, se dice en Europa que, sin desmerecer su clima y su gastronomía, lo que destaca ahora mismo de València entre la gente europea de la tecnología es la potencia y la pujanza actual de su talento, científico, emprendedor y tecnológico. Y no voy a ser quien lo desmienta porque conozco muchos más ejemplos de éxito de los que he contado aquí.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.