La UE estudia financiar un fondo de paro comunitario de 100.000 millones de euros para aminorar el impacto socioeconómico del Covid-19

Tras el distanciamiento de posturas en el seno de la Unión Europea, con el frente común abierto por España e Italia ante la intransigencia alemana y holandesa de asumir mayores compromisos en solidaridad con los países mediterráneos más afectados por la pandemia, Bruselas comienza a mover tímidamente ficha. Por lo pronto, la Comisión Europea está trabajando en un paquete de medidas para hacer frente a la crisis que incluiría un fondo de paro comunitario dotado con 100.000 millones de euros.

Así lo anunció este miércoles la presidenta comunitaria Ursula von der Leyen, Ahora los responsables comunitarios están a la espera de ver cómo recibe la propuesta los comisarios europeos, para comenzar a tramitar la misma en los próximas semanas.

Todavía no se tienen detalles sobre cómo se financiarán estos fondos. Entre las opciones que se barajan para ello está la posibilidad de emitir bonos o bien apurando los remanentes y el techo de gasto de la UE. El objetivo de estos 100.000 millones de euros sería servir como aval para financiar la suspensión temporal o el reparto del empleo, en línea a figuras como los ERTE españoles.

Esta propuesta coincide con una moderada reacción de los países del norte hacia las demandas que llegan de España, Italia y Francia especialmente. En cualquier caso, por el momento, ni Alemania ni Holanda, los dos países más reacios, siguen oponiéndose a propuestas como los eurobonos, que permitiría aliviar que el mayor endeudamiento público necesario para afrontar la crisis, no recayera exclusivamente sobre las arcas de los países más afectados. Sin embargo, algunos parecen abrirse a otras posibles fórmulas para afrontar el impacto socioeconómico de la pandemia, como podrían ser una línea del fondo de rescate o líneas de préstamo del Banco Europeo de Inversión. El objetivo es impedir el colapso de la economía manteniendo el tejido empresarial a través de avales públicos.

En el caso concreto de España, además del balón de oxigeno que supondría estas medidas generales, también podría verse beneficiada por actuaciones particulaes, según le comunicaron por escrito el vicepresidente ejecutivo de la Comisión, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, a la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño. Esta medidas irían en la dirección de mejorar las necesidades del sistema sanitario, apoyo a los sectores sociales más vulnerables y mantener el empleo y el tejido empresarial. Sin embargo, hasta el momento no se ha concretado ninguna actuación.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.