La sala Russafa acoge el estreno del «Maleïdes dames», la última propuesta de Arden Producciones

Chema Cardeña dirige esta obra, que podrá verse del 20 de abril al 12 de mayo, en la que La Regente, Ana Karenina y Mme Bovary dan su versión de la historia

Los protagonistas de «Maleïdes Dames».

Sala Russafa, centro de creación, formación y artes escénicas fundado por Arden Producciones, acoge esta semana el estreno del 44º espectáculo de esta compañía valenciana. Del 20 de abril al 12 de mayo permanecerá en cartel Maleïdes Dames, una creación de Chema Cardeña que nació de la necesidad de cuestionar el Bovarismo. La psicología define este fenómeno como una insatisfacción constante, derivada del choque entre la realidad y las aspiraciones del sujeto. Tradicionalmente, se ha atribuido a las mujeres y fue bautizado en ‘honor’ a la protagonista de Madame Bovary.

Para Cardeña, solo el nombre ya tiene un trasfondo misógino porque la heroína de la novela es una joven que sufre un matrimonio concertado y sueña con la felicidad a través de amores extramatrimoniales. “Es curioso cómo, a los ojos de la sociedad, ella es la ilusa que aspira a más de lo que puede obtener de la vida. No su marido, mucho mayor y aburrido, que no tiene ninguna atención con su esposa. Él no está esperando algo imposible. Se da por sentado que ella, por contrato, le tiene que querer y sentirse satisfecha”, comenta el autor y director del espectáculo teatral, quien se preguntó cómo contarían su propia historia personajes literarios femeninos que, durante generaciones, han marcado el papel social de la mujer.

En Maleïdes Dames reúne a Emma Bovary, Ana Karenina y Ana Ozores (La Regenta), creados por Gustave Flaubert, Leon Tolstoi y Leopoldo Alas, respectivamente. Con sus propias palabras, Cardeña crea una apasionante dramaturgia en donde confluyen diferentes escenas de cada novela y van surgiendo temas como el miedo, la pasión, el castigo, el pecado, el vínculo matrimonial o la violencia vicaria.

El escenario recuerda a una caja de música donde las protagonistas dan vueltas y vueltas a los acontecimientos de sus vidas. Las acompaña un narrador, interpretado por Darío Torrent, que se va convirtiendo en los diferentes hombres con los que se relaciona cada una. Y, a toro pasado, desde la sororidad, las tres van comentando sus experiencias, ofreciendo sus argumentos, las justificaciones a unos hechos que las sentenciaron al sufrimiento, simplemente por su condición femenina. Y es que, en opinión de Cardeña, “si los protagonistas de Madame Bovary, Ana Karenina o La Regenta hubieran sido masculinos, la trama se hubiera desarrollado y se habría recibido socialmente de manera totalmente distinta”. Un doble rasero que, en opinión del creador, sigue vigente hoy día.

Miradas del mujer del siglo XIX para entender el XXI

En su línea de creación escénica para Arden, como ocurrió con El Perfume del Tiempo (Mejor Espectáculo en los Premis de les Arts Escèniques de l’IVC 2023), La Invasión de los bárbaros o Shakespeare en Berlín, las tres piezas de su ‘Trilogía de la memoria’, el autor y director de escena observa el pasado para hablar de temas de actualidad.

En este caso, utiliza personajes icónicos de la literatura del siglo XIX para incitar en el público la reflexión sobre aspectos sociales candentes. “Quizá en dos siglos han cambiado muchas cosas. Pero, aunque parezca que se han modernizado, hay formas actuales de ver a la mujer y su relación con su entorno, con la ambición o con la sexualidad y el afecto que, en realidad, siguen muy condicionadas por estos iconos decimonónicos”, explica Cardeña.   

En su opinión, “no es casual que las tres tuvieran finales trágicos. No estaba bien visto que una mujer se dejara llevar por las pasiones o que tomara la iniciativa en ciertas cosas. Tampoco podía cuestionarse sus obligaciones como esposa o como madre. Así que, como personajes, su única salida era la muerte”, comenta el dramaturgo, al tiempo que se pregunta qué percepción social, qué oportunidades tendrían hoy.  

Rosa López, Carme Juan y Pepa Juan ofrecen una nueva manera de encarnar a estas fascinantes heroínas, más maduras y reflexivas. Sobre el escenario, con la serenidad de conocer el final de su historia, encuentran la oportunidad de mostrar por primera vez su propia versión del relato, sus argumentos, su punto de vista en un texto comprometido con el feminismo, decidido a cuestionar los discursos establecidos, a derribar iconos y prejuicios sobre el universo femenino.

“Quienes conozcan las tres novelas, van a encontrar un acercamiento totalmente diferente a sus protagonistas. Y para quienes sean una asignatura pendiente, podrán seguir a la perfección la trama porque esta vez son ellas quienes narran al público unos acontecimientos sorprendentemente actuales”, asegura el autor y director de Maleïdes Dames.

Para analizar en mayor profundidad la pieza, Sala Russafa ha organizado dos sesiones deViernes Fórum’. Al acabar la representación, los espectadores podrán disfrutar de un encuentro con el equipo artístico de la obra y una invitada especial que, por su trayectoria profesional, aportará nuevos puntos de vista sobre el espectáculo. El 26 de abril, la escritora y política Ana Noguera analizará la influencia social y la representación de las heroínas literarias. Mientras que el 3 de mayo la psicóloga y sexóloga Laura Pérez García hablará sobre la evolución de la percepción social del deseo femenino.

Además, como complemento a las representaciones, el hall de Sala Russafa acoge del 12 de abril al 5 de mayo la exposición Miradas, de la pintora, poeta y ceramista valenciana Ana Pascual. Una serie de 22 ‘socarrats’, técnica cerámica tradicional, mediante la que ha ofrecido su particular visión sobre personajes femeninos de la historia (como Frida Kahlo, Cleopatra o Juana La Loca) y la ficción (como las tres protagonistas de Maleïdes Dames), además de mujeres anónimas. Barro, cal y óxido de manganeso y hierro para captar la esencia femenina.    

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.