Un ciclo redescubre el genio olvidado del director Masaki Kobayashi

El ciclo de siete películas del maestro japonés, que incluye la trilogía «La condición humana», se prolongará entre el 7 y el 31 de enero

Masaki Kobayashi, con su inseparable gorro.

Empequeñecido por la alargada sombra de Akira Kurosawa, Kenji Mizoguchi y Yasujirō Ozu, el dos veces ganador del Gran Premio del Jurado de Cannes Masaki Kobayashi (1916-1996) no ha recibido el reconocimiento que merece, pese a que nadie niega que fue uno de los grandes realizadores del cine nipón. La suya fue una vida y una obra marcada por un pacifismo que se acrecentó cuando, durante la II Guerra Mundial, fue enviado a Manchuria y acabó prisionero de los americanos. Ahora, la Filmoteca le dedica un ciclo que incluye siete de sus títulos más emblemáticos, un repaso que comenzará el domingo 7 de enero con la proyección de Harakiri (1962).

Kobayashi empezó su carrera en el cine como ayudante de dirección bajo las órdenes de Keisuke Kinoshita, hasta que en 1952 dirigió su primera película para el estudio Shochiku. En su larga carrera dirigió 22 largometrajes de géneros muy diversos y en los que mostró su mirada humanista y pacifista.

Tras dos melodramas menores, con el sello de los estudios Shochiku (entonces, los más importantes de japón), decidió apostar por un cine más personal con La habitación amurallada (1953), sobre los criminales de guerra japoneses alojados en la prisión de Sugamo —en la que, por ejemplo, estuvo el Primer Ministro, Ministro de la Guerra y jefe supremo del ejército nipón Hideki Tojo hasta su sentencia de muerte—.

El guion se basaba en cuadernos escritos por verdaderos criminales de guerra y que adaptados por el novelista próximo al partido comunista Kōbō Abe quien, con su libro La pared o El crimen del señor Karuma, había ganado el premio Akutagawa, el más prestigioso de la letra japonesas. La película no pudo estrenarse hasta tres años más tarde, ante la imposibilidad de pasar la censura del ejército norteamericano de ocupación.

La selección de la Filmoteca incluye dos obras maestras del cine de samuráis como Harakiri y Rebelión, pero también El más allá, que se inscribe en el género fantástico, o el drama criminal La posada del mal. No obstante, la obra magna de Masaki Kobayashi es la trilogía La condición humana, un alegato antibelicista basado en la novela semi-autobiográfica de Jumpei Gomikawa quien, como el director, fue destinado a la frontera rusa de Manchuria durante la II Guerra Mundial

Nakadai Tatsuya, en una escena de «La condición humana».

Triunfador en Cannes y Venecia

El ciclo se iniciará el sábado 7 de enero (20.00 h.) con la proyección de Harakiri (1962), uno de los grandes clásicos del género de samuráis con el que Kobayashi obtuvo el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cannes. La película podrá volver a verse el jueves 12 de enero (18.00 h.). La cinta, ubicada temporalmente a principios del período Edo (1603-1868), denuncia la crueldad del feudalismo japonés y el absurdo del código de los samuráis,

El viernes 13 de enero (20.00 h.) y el martes 17 (18.00 h.) la Filmoteca proyecta La condición humana I: No hay amor más grande (1959), primera parte de la trilogía basada en la novela de Gomikawa. La película resultó ganadora de dos premios en el Festival Internacional de Cine de Venecia de 1960. La saga sigue la vida de Kaji (Nakadai Tatsuya), un pacifista y socialista japonés, que trata de sobrevivir en el mundo totalitario y opresivo del Japón de la Segunda Guerra Mundial.

El sábado 14 (20 h.) y el miércoles 18 (18.00 h.) se proyecta La condición humana II: El camino a la eternidad (1959). El jueves 19 (18.00 h.) y el viernes 27 (20 h.) se proyecta La condición humana III: La plegaria del soldado (1961). La entrega final de la trilogía fue valorada por la crítica como la mejor película de la saga que, con sus nueve horas de duración, es considerada globalmente una obra maestra del cine japonés.

Fotograma de «El más allá».

Maestro del terror

El viernes 20 (20 h.) y el martes 24 (18 h.) se proyectará El más allá (1962). En ella, el director adaptaba, en su primera película en color, cuatro historias de terror a partir de los relatos tradicionales japoneses que el escritor británico Patrick Lafcadio Hearn recopiló en su obra Kwaidan (1903).

La película ganó el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Cannes de 1965 y obtuvo una nominación al Oscar a la mejor película en lengua extranjera, galardón que finalmente recayó en la película Un hombre y una mujer de Claude Lelouch.

El sábado 21 (18.00 h.) y el jueves 26 (20 h.) horas será el turno de Rebelión (1967), protagonizada por Toshiro Mifune y Tatsuya Nakadai. En ella, Kobayashi vuelve a retratar la respuesta de un individuo ante una injusticia en este clásico del cine samurái, como ya hizo en Harakiri. la película fue reconocida por la crítica y también resultó galardonado con el Premio Internacional de la Crítica FIPRESCI del 35º Festival Internacional de Cine de Berlín.

Por último, el miércoles 25 (18 h.) y el martes 31 (20 h.) le tocará a La posada del mal (1971). Basada en una novela de Shugoro Yamamoto, a quien también adaptó al cine Akira Kurosawa,

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.