Orobianco, de Calpe, dona una tonelada de productos italianos para el personal sanitario

Estas semanas, más que nunca, la unión hace la fuerza y las marcas de alimentación y restaurantes están aportando su granito de arena en la difícil situación que estamos viviendo.

Hace unos días, en el pueblo alicantino de Calpe surgió una de esas iniciativas solidarias: el chef italiano Ferdinando Bernardi de Orobianco, restaurante reconocido en nuestro Almanaque Gastronómico de la Comunidad Valenciana 2020, comenzó a cocinar con los productos que tenía en la cocina para cubrir las necesidades de personas sin recursos y sanitarios del Ayuntamiento de Calpe, con la ayuda de parte de su equipo: el Sous-Chef Nicolò Zorloni y Christopher de Ascensao. Unos días después, y gracias al apoyo de GARDA, que ha enviado más de 1.100 kilos de productos italianos, y a MAKRO Costa Blanca, que ha donado 200 kilos de pasta, arroz o fruta y verdura, Orobianco ya se ha convertido en una cocina solidaria que elabora 700 comidas a la semana, que los voluntarios de Protección Civil distribuyen en Calpe (Cruz Roja, albergue habilitado en pabellón Domingo Crespo y centro de salud) y Benissa (centro de menores), gracias a la coordinación de Ana Sala, alcaldesa de Calpe.

Pero, gracias a la generosidad del distribuidor de gastronomía italiana, también han repartido una tonelada de productos a diferentes proyectos por España:

  • Larrumba x Ti, del Grupo Larrumba, en colaboración con World Central Kitchen, la ONG del chef José Andrés y el Ayuntamiento de Madrid, que está elaborando miles de raciones de comida para personas sin recursos con la coordinación del Banco de Alimentos de Madrid, y también para los sanitarios, policía y bomberos que están trabajando en el gran hospital de campaña instalado en IFEMA y en los hospitales de la Comunidad de Madrid (Sanchinarro o Móstoles), ha recibido 2.700 burratinas, 400 Mozzarellas de Bufala DOP y más de 100 litros de nata para montar.
  • Health Warriors, que surgió en Barcelona hace unas semanas gracias a la iniciativa del empresario Francesc Terns, elabora y distribuye comida de manera gratuita a los profesionales sanitarios de los hospitales catalanes, y ha recibido 1.000 burratinas y 30kg. de Provola Affumicata, un queso italiano ahumado.
  • El Comedor Social San Gabriel de Alicante ha recibido 1.000 burratinas, gracias a la colaboración de la Cámara de Comercio de Alicante y del Banco de Alimentos.
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.