«Piedra y encrucijada» de Paco Zarzoso enfila su última semana en la Sala Ultramar

Paco Zarzoso en una momento de Piedra y encrucijada.

Si Pirandello lanzó a sus personajes en busca de un autor, el dramaturgo Paco Zarzoso ha optado por convertirse en un autor en busca de su propio personaje, o al menos intentando comprenderlo. Lo hace desde el escenario, encarnándose a sí mismo en Piedra y encrucijada, un peculiar monólogo a varias voces que afronta su última semana en la Sala Ultramar donde ha regresado a Valencia tras una exitosa gira por Argentina.

Una piedra. Una piedra y una encrucijada de caminos, así arranca este montaje coproducido por la Companyia Hongaresa de Teatre y Bello Público. De la piedra sale la voz de un autor teatral, un demiurgo que nos sitúa en un páramo aragonés. Este dramaturgo nos avisa de la entrada a escena de un actor. Éste tarda en salir puesto que tiene pánico a la escena. Cuando finalmente lo hace, descubrimos que el autor y el actor que están en escena son la misma persona, que a su vez es el dramaturgo real de la pieza.

Más adelante, la voz cambia y Paco Zarzoso dialoga con el fantasma de otro Paco Zarzoso: su padre. Así empieza la que seguramente sea la obra más rompedora de Paco Zarzoso. El propio Zarzoso interpretándose a sí mismo y a la vez a otros dos personajes con modalidades interpretativas muy distintas (desde movimiento escénico torpe hasta el diálogo realista con una piedra que es en realidad su padre muerto).

Se establece un juego teatral y de metalenguaje durante toda la obra. Una y otra vez se rompe la cuarta pared. Se vuelve a construir, y se vuelve a romper. Cada vez que el espectador cree saber lo que está viendo y se relaja, lo volvemos a sacar con un elemento nuevo. Eso sí, este juego siempre está al servicio de lo que queremos contar y sugerir en el público, no es para nada una recreación intelectual.

El montaje, dirigido por Marcos Sproston, permanecerá en cartel en la Sala Ultramar hasta el próximo domingo 24. Después la compañía tiene previsto continuar su gira española por Salamanca y Madrid.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.