Poliana Lima transforma a sus bailarinas en instrumentos musicales

«Las cosas se mueven pero no dicen nada», que vistará el TEM este sábado, está inspirada en las ideas de permanencia e insistencia

Una escena de «Las cosas se mueven pero no dicen nada».

La coreógrafa Poliana Lima (Brasil, 1983) estrena en el Teatro el Musical (TEM) este próximo sábado 29 de octubre, una pieza interpretada por un elenco exclusivamente femenino y construida a partir de la sonoridad de sus cuerpos. Las cosas se mueven pero no dicen nada es un espectáculo de danza que se apoya sobre las ideas de permanencia e insistencia, donde se evocan los procesos de transformación y repetición de la naturaleza.

La pieza escénica está radicalmente arraigada en la presencia de sus doce bailarinas, cuyos cuerpos no se desplazan. A partir de sus columnas agitadas en múltiples direcciones y de sus brazos lanzados con violencia y descontrol, se despliega una poética de cuerpos que resisten de pie. El elenco permanece, mientras sus cuerpos son atravesados por diversas fuerzas e intensidades. El resultado es un cuerpo colectivo de mujeres que presenta su resiliencia ancestral como forma de estar en el mundo.

“La apuesta por la danza contemporánea en todas sus formas por parte del TEM nos brinda la oportunidad de disfrutar de este dispositivo coreográfico donde Poliana Lima investiga sobre los límites del espacio y el movimiento. A través del cuerpo de las bailarinas, el público podrá conectar con la poética que este trabajo desarrolla en escena”, valora el director artístico del Teatre El Musical, Juanma Artigot.

El elenco, durante la representación.

La condición humana

Poliana Lima es una coreógrafa, bailarina y docente brasileña afincada en Madrid. Emplea la danza como herramienta para hablar de la condición humana y de lo misterioso de nuestra existencia. En 2011 realizó su primera creación, la pieza corta Palo En La Rueda. Un año más tarde, empieza a colaborar con la coreógrafa lituana Ugne Dievaityte, con piezas que recorren diversos festivales nacionales e internacionales.

El resultado de esa unión artística fueron las piezas Es Como Ver Nubes, galardonada con el premio del Público del XXVI Certamen Coreográfico de Madrid, el segundo premio en el Certamen de Una Pieza y el primer premio en el Festival Vila Real en Dansa 2014, y Flesh, pieza con la que visitó Dansa València.

En 2013 es invitada a participar en el proyecto europeo Performing Gender y crea la performance Cuerpo-Trapo para el Museo de Arte Contemporáneo de Zagreb, Croacia. En 2014 llega Atávico, su primer ensemble, que es galardonado con el primer premio en el XXVIII Certamen Coreográfico de Madrid, además del premio del Público, el premio de la Crítica, la Beca Dance Web 2015 (Impulstanz Viena) y la residencia en Tanzhaus, Zúrich. En 2017, Poliana Lima estrenó su solo Hueco en los Teatros del Canal de Madrid y en el Festival BAD Bilbao.

La coreógrafa brasileña Poliana Lima.
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.