San Miguel de los Reyes reabre las visitas de fin de semana y festivos con reserva previa

La Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu retoma las visitas de fin de semana y festivos por el monasterio de San Miguel de los Reyes con la novedad de que habrá que reservar previamente en el teléfono 963874002.

Debido a las condiciones de seguridad e higiene para evitar el contagio del virus de la COVID-19, se ha establecido que el aforo de las visitas sea de 20 personas por turno, que los asistentes acudan con mascarilla y que respeten la distancia física de seguridad.

Los horarios para las visitas son sábados y domingos en dos turnos: a las 12.00 horas en valenciano y a las 13.00 horas en castellano.

El recorrido comprende el claustro norte del monasterio, la iglesia desacralizada de San Miguel, la cripta donde descansan los restos mortales de la virreina Germana de Foix y el claustro sur, que es la zona más antigua que se conserva.

La visita experimenta ligeras variaciones motivadas por las medidas de precaución. Por ejemplo, la cripta se explica desde fuera y no se accede al interior para evitar la congestión de personas en la escalera de bajada a la cripta.

El monasterio es de estilo renacentista y fue encargado por Germana de Foix y el duque de Calabria, Fernando de Aragón, en 1546. Monasterio de clérigos, residencia de nobles, cárcel, almacén de cosechas y colegio han sido los usos que se le ha dado al edificio hasta que en el año 2000 se convirtió en la sede de la Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu.


También se puede visitar la exposición que actualmente se exhibe en la sala permanente. Teatro a Escena muestra los fondos de teatro y dramaturgos valencianos haciendo un recorrido desde los orígenes del teatro hasta la actualidad con material gráfico, fotografías, manuscritos, guiones teatrales, entradas, tratados de los siglos XVII y XVIII sobre el teatro y revistas contemporáneas.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.