Una botella de Krug Grande Cuvèen 170ª Édition junto a la arroz con gamba que se sirvió en la comida en Maison Krug.