Trasladan la cabeza de la falla municipal para su almacenaje en La Marina

La cabeza de la mujer en posición de meditación que coronaba la falla municipal de Valencia y que se convirtió en símbolo de la resistencia ante el coronavirus con el gesto de sus creadores de ponerle una mascarilla ha sido trasladada a La Marina, donde permanecerá hasta la plantà prevista para julio.

Cuando el pasado día 10 de marzo se tomó la decisión de aplazar las Fallas hasta julio, el monumento de plaza del Ayuntamiento de Valencia se encontraba en plena fase de montaje con el cuerpo de la mujer sentada en posición meditativa de loto por un lado y la cabeza por otro, a la espera de su ensamblaje.

Ante la imposibilidad de desmontar la pieza ya encajada, se decidió proceder a la una cremà «a puerta cerrada» sin avisar y sin público y, aunque en un principio iban a arder ambas partes, finalmente se salvó la cabeza, que hasta este lunes no ha podido ser trasladada por sus artistas, Manolo Martín y José Ramón Espuig.

La madrugada del 17 de marzo el cuerpo de mujer de la falla municipal fue pasto de las llamas, como lo fueron algunas figuras de otras comisiones de la sección de Especial que no podían ser desmontadas y trasladadas para guardarlas, en una cremà descafeinada sin público y controlada por los bomberos.

Por su tamaño, esta y otras figuras y ninots de diversas comisiones falleras no han podido ser almacenadas en Feria Valencia, donde se encuentran guardadas partes de unas cuarenta comisiones falleras a la espera de que entre el 15 y el 19 de julio puedan celebrarse las Fallas 2020, si se ha superado la crisis del coronavirus.

La idea inicial es plantar en julio (el 19 de junio se tomará la decisión definitiva) las figuras que se quedaron sin montar «sin hacer nada extra».

Sin embargo, si los artistas presentaran alguna propuesta para completar la falla que se va a plantar, el Ayuntamiento «lo valoraría».

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.