Ward Hayden & The Outliers vuelen a Valencia para reivindicar el legado de Hank Williams

La banda de Boston actúa el jueves 18 en el escenario del Loco Club, con un homenaje al padre del country.

Ward Hayden y su banda en un reciente concierto (FACEBOOK).

Nueva álbumes de estudio, desde su debut con Firewoks & Alcohol (2006) con su banda Girls Guns & Glory, el vocalista y guitarra Ward Hayden ha salido consolidar una trayectoria de lo más solvente en el mundo del alt-country, teniendo siempre como referencia el sonido de leyendas de la talla de Hank Williams, Johnny Horton o Johnny Cash (aunque no han dicho no a versionear a Springsteen, Willie Neslon o  Fountains of Wayne). Así que cabe calificar de buena noticia, sobre todo para los paladares más exquisitos del sonido Americana, la visita del bostoniano y formación (The Outliers), a Valencia. La cita será el jueves 18 (21 h) en la Sala Loco y el precio de la entrada es de 19 euros (15 anticipada).

La banda pisa un terreno que ya conoce, pues visitó esta misma sala en 2019 para presentar Can’t judge a book, la primera gira que dieron con su actual nombre, tras abandonar el anterior por respeto a las víctimas de la tan americana costumbre de los tiroteos masivos. Aunque acaban de lanzar disco al mercado (South Shore, 2023) y han anunciado nueva referencia para este año, el plato principal del concierto será el homenaje a Hank Williams (inmortalizado en un directo en 2015). Aún así, cabe esperar que completen en set-list con algunos de sus títulos más reconocidos como Maryanne, Rock’n’Roll, o Empty Bottles.

Ward Hayden & The Outliers pueden ser calificados de no son una banda country típica pero no tópica. Su música explota con el alma del estilo americano clásico, tejiendo hilos de country de la vieja escuela, valor del blues y arrogancia del rock ‘n’ roll en un tapiz de melodías atemporales. La suya es una biografía que se remonta a 2005, cuando Hayden, el bajista Bruce Beagley y el guitarrista Colin Toomey (luego reemplazado por Colt Thompson), y el batería John Graham formaron Girls Guns & Glory, su incursión inicial en el mundo de la música.

Juntos fueron trazando un rumbo a través de la cultura americana: 2008 marcó un punto de inflexión con el lanzamiento de Inverted Valentine, su tercer trabajo y su primera entrada en el Top 10 de la lista de la Americana Music Association.

Este avance atrajo la atención de sellos discográficos importantes e independientes, impulsándolos al corazón de la escena americana. La revista Rolling Stones no pudo sustraerse al éxito y los incluyó en su lista anual de «Diez bandas que debes conocer» y calificaron su sonido como «un Buddy-Holly actualizado más Dwight Yoakam dividido por The Mavericks».

Ward Hayden & The Outliers versioneando a Hank Williams con «I’ll never gest out of this world alive».

Héroes locales

Si bien sus raíces bostonianas son profundas, Ward Hayden & The Outliers ha cultivado una base de fans dedicada en Europa. Con sus giras regulares por el viejo continente han consolidado su reputación como embajadores internacionales de la música americana, uniendo continentes con su sonido conmovedor y conmovedor.

Sus logros no han pasado desapercibidos en casa. La banda ha recibido la asombrosa cantidad de siete Boston Music Awards, incluidos «Artista Americana del Año» y «Artista Country del Año», lo que confirma su reinado como héroes locales.

A lo largo de su carrera, la banda ha mostrado una evolución en su sonido. Los primeros álbumes exudaban una energía cruda de honky tonk, mientras que lanzamientos posteriores como han mostrado un lirismo introspectivo más profundo y una paleta musical más amplia.

Con el lanzamiento de un nuevo álbum previsto para principios de 2024, Ward Hayden & The Outliers no muestran signos de desaceleración. Su viaje, marcado por la integridad musical, una hermandad muy unida y una pasión por conectar audiencias, promete muchos más capítulos cautivadores por venir. De momento, dicho esto como elogio, South Shore es un álbum más de continuidad que un intento de abrir nuevos caminos. Ya lo decía su majestad Lemmy Killmister: «si funciona, no lo arregles».

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.