Crónica del arte: Rafa Macarrón

A un pasito de las deseadas vacaciones, yo creo que todos tenemos la cabeza en la playa, los mojitos y en el libro que nos vamos a leer mientras estamos tirados a la bartola.

Pero aún no toca, aún nos quedan unos días de ciudad: julio es un mes que me encanta; vamos a medio gas muchos de nosotros, la ciudad está semi vacía, el día es muy largo, bueno mejor dicho las tardes-noches, y las terrazas están repletas de gente y mucho ambiente. Un buen plan: tarde de galerías, me gusta aprovechar estos meses “tontos” para fichar y así adelantarme al inicio de curso, os lo recomiendo.

Una visita obligada en mi agenda todos los meses es a la Galería Benlliure, me encanta pasar un rato con ellos, ¡cuánto aprendo, cuánto me enseñan y cuánto disfruto cuando me abren sus cajones y me revelan todos sus rincones!, muchos, muchos nombres de grandes artistas están allí escondidos a ser vistos por todos nosotros.

El ojo lo he puesto en Rafa Macarrón, mira que me gusta. Me divierte, es ingenioso, alegre, técnico y sobre todo, artista con mayúsculas. El aplauso de la crítica le acompaña, irónica su pintura, cargada de referencias que nos trae a la mente con un simple golpe de vista, colorista y muy rica en texturas sus pinturas te atrapan. En ellas presenta personajillos de otros mundos, que algo nos quieren decir, pues respiran una gran carga espiritual, para Rafa Macarrón el arte es como el inicio de la “creación” por lo que siente un gran respeto en lo que nos presenta.

Así conquista a entendidos y aficionados, siempre tratándose de superar, reinventándose en cada una de sus obras, siendo un verdadero regalo para la vista y los sentidos.

A un pasito de las deseadas vacaciones, yo creo que todos tenemos la cabeza en la playa, los mojitos y en el libro que nos vamos a leer mientras estamos tirados a la bartola.

Pero aún no toca, aún nos quedan unos días de ciudad: julio es un mes que me encanta; vamos a medio gas muchos de nosotros, la ciudad está semi vacía, el día es muy largo, bueno mejor dicho las tardes-noches, y las terrazas están repletas de gente y mucho ambiente. Un buen plan: tarde de galerías, me gusta aprovechar estos meses “tontos” para fichar y así adelantarme al inicio de curso, os lo recomiendo.

Una visita obligada en mi agenda todos los meses es a la Galería Benlliure, me encanta pasar un rato con ellos, ¡cuánto aprendo, cuánto me enseñan y cuánto disfruto cuando me abren sus cajones y me revelan todos sus rincones!, muchos, muchos nombres de grandes artistas están allí escondidos a ser vistos por todos nosotros.

El ojo lo he puesto en Rafa Macarrón, mira que me gusta. Me divierte, es ingenioso, alegre, técnico y sobre todo, artista con mayúsculas. El aplauso de la crítica le acompaña, irónica su pintura, cargada de referencias que nos trae a la mente con un simple golpe de vista, colorista y muy rica en texturas sus pinturas te atrapan. En ellas presenta personajillos de otros mundos, que algo nos quieren decir, pues respiran una gran carga espiritual, para Rafa Macarrón el arte es como el inicio de la “creación” por lo que siente un gran respeto en lo que nos presenta.

Así conquista a entendidos y aficionados, siempre tratándose de superar, reinventándose en cada una de sus obras, siendo un verdadero regalo para la vista y los sentidos.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.