Crónica de sociedad Abril 2015

 

¿A qué huele abril? A la flor de azahar cuando paseamos por la Valencia antigua con sus naranjos en la plaza de la Reina o el entorno del Palacio Arzobispal; a incienso en los Oficios de Jueves Santo en el Patriarca (uno de los lugares más sacros de Valencia y que mejor mantiene nuestras tradiciones); a salitre cuando contemplamos la Semana Santa Marinera en nuestros poblados marítimos: a Miracles de Sant Vicent con sus chiquets y Altars; abril huele a primavera en cada rincón de Valencia. Y para saber que hacer en el mes donde los días empiezan a alargar considerablemente no duden que la mejor guía para saber qué hacer y dónde ir, la tiene entre sus manos.
Pero déjenme que les recomiende que asistan a la ópera, en estas páginas encontrarán toda la información y el mejor análisis de Javier Monforte, presidente de Amics de l’Òpera i les Arts CV, con quien tuve el honor de asistir a la representación de Norma y comprobar el grandísimo trabajo que se realiza en el Palau de les Arts y del que muchas veces, quizá por desconocimiento, no somos conscientes los valencianos. Allí estaba uno de los mejores periodistas valencianos, Francisco Pérez Puche, miembro del Consell Valencià de Cultura y una de las personas que mejor conoce nuestra historia y ciudad.
Otro de los eventos donde los sentidos se ponían a pleno rendimiento, fueron las exclusivas jornadas que la firma Ron Zacapa organizó en Valencia para dar a conocer el ron premium que se produce en las montañas de Guatemala, pues la altitud permite que la temperatura y el oxígeno sean los adecuados para añejar tan exquisita bebida. Disfrutamos junto al Cónsul de Guatemala, Ernesto Bonet y otros buenos amigos del ritual de la cata donde la música y el entorno nos trasladaron por unos instantes al país “de la eterna primavera”.
Aunque no les voy a negar que en marzo, si algo es un auténtico ritual en Valencia, es comer en Aquarium saboreando sus exquisitas tapas y bocadillos y su excelencia en el servicio, para encaminarse unos minutos antes de las cinco de la tarde hacia el coso taurino de la calle Játiva a disfrutar de la Feria de Fallas, si todo ello se hace en compañía de una auténtica institución de Valencia como es el farmacéutico y jurado de la Plaza de Toros, Sele Villanueva, puede uno considerarse un auténtico privilegiado.
Uno de esos días lluviosos y ventosos que nos dejó el temporal, propició una tarde de toros y teatro, la gran Lolita cautivó al público del Teatre Talia con su monólogo costumbrista y desgarrador, donde durante más de una hora narra desde el banco de la Plaza del Diamante, la vida de Colometa.

Mi sugerencia para este mes, Conversaciones con mamá en el Olympia, con Juan Echanove, quien por cierto se casará el próximo verano con Cuchita Lluch, gran embajadora de la gastronomía valenciana. Disfruten del mes de la feria que comienza la temporada alta en el Mediterráneo.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.