El virus, las superficies y la limpieza, por Antoni Trilla

Esta semana uno de mis vecinos ha colgado un anuncio en el ascensor que refleja gráficamente la persistencia del coronavirus en diferentes superficies. Es muy posible que muchos de ustedes lo hayan visto o recibido por WhatsApp u otras redes sociales. En él se indica que “los coronavirus” pueden persistir 5 días en el plástico, 2 días en el acero inoxidable, 4 días en la madera, 4 días en el vidrio, 5 días en el papel y hasta 8 horas en el aluminio. La cita original indica que son datos obtenidos de una revista biomédica fiable ( Journal of Hospital Infection ). Pero –siempre hay un pero– hay que leer la letra pequeña: los experimentos se realizaron con “otros coronavirus” distintos al SARS-CoV-2, el coronavirus que causa el Covid-19. Por tanto, datos válidos pero no aplicables directamente a la situación actual.

Esta semana, otra revista muy prestigiosa ( New England Journal of Medicine ) publicó un estudio similar, en el que sí que se evaluó la persistencia del SARS-CoV-2 en distintas superficies, experimento que nos acerca más a la realidad actual. Los investigadores generaron un aerosol con SARS-CoV-2 en una cantidad similar a la que puede existir en las vías respiratorias de pacientes con la Covid-19. Se determinó la persistencia del virus en el aire y en cuatro superficies distintas: plástico, acero inoxidable, cobre y cartón.

En el aire, el virus puede permanecer hasta 3 horas, pero la vida media del virus viable es de alrededor de una hora. En el plástico y el acero inoxidable el virus es más estable y se detectó hasta 3 días después. La vida media en ambas superficies fue de 6 a 7 horas. En el cobre el virus puede permanecer viable durante 4 horas, con una vida media de 1 hora. En el cartón no se detectó virus viable tras 24 horas y la vida media fue de 2 a 4 horas.

¿Qué indican estos resultados? Que el virus permanece en el aire y en las distintas superficies durante un tiempo variable y diferente: más en el plástico y el acero, menos en cobre y cartón, pero con un descenso significativo de la cantidad de virus viable según transcurre el tiempo.

Como ya sabíamos, las superficies contaminadas son un vehículo de transmisión del virus. La buena noticia: su limpieza con cualquier tipo de desinfectante doméstico es suficiente para eliminar el virus. Antes y después de tocarlas, lavarse bien las manos. Y mantener siempre la distancia de seguridad (1,5-2 m) entre nosotros.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.