Igualdad financia este verano programas para garantizar el ocio y la alimentación de niños y niñas

Las niñas, niños y adolescentes pertenecientes a familias o unidades de convivencia en situación de vulnerabilidad de 96 municipios de la Comunitat Valenciana podrán acceder este verano a programas gratuitos de atención al empobrecimiento infantil, que son subvencionados desde la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas con una aportación de 1,4 millones de euros.

 

comedor escolar, cole, niños, alimentación, comida para llevar

La secretaria autonómica de Atención Primaria y Servicios Sociales, Irene Gavidia, ha explicado que con esta iniciativa «desde el Consell del Botànic se pretende garantizar el derecho al ocio educativo de los niños, niñas y adolescentes, así como asegurar la alimentación de aquellos que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad».

«Con la llegada del verano y el cierre de las escuelas hay familias que tienen dificultades para garantizar una alimentación saludable para los niños y niñas», ha explicado Gavidia, quien ha manifestado que desde la Conselleria de Igualdad se es consciente de que esta situación se repite año tras año y por ello subvenciona estas actividades a través de los ayuntamientos, que son los que mejor conocen la realidad de cada municipio.

 

Garantizar el derecho básico de alimentación

 

comedor escolar, cole, niños, alimentación, comida para llevar

En este sentido, ha recordado que cuando la pandemia obligó al cierre de los colegios, desde Igualdad también se destinó una partida de 2,3 millones de euros a los ayuntamientos y mancomunidades «para garantizar el derecho básico de alimentación» que tienen todos los niños, niñas y adolescentes.

«Es responsabilidad de los poderes públicos reducir el impacto que la crisis, tanto económica como sanitaria, tiene sobre la infancia y la adolescencia, reduciendo el riesgo al que se enfrentan los niños, niñas y adolescentes pertenecientes a familias más vulnerables», ha incidido.

Gavidia ha precisado que tras una etapa «difícil y complicada» para la ejecución de estos programas como consecuencia de la pandemia por la COVID-19, desde la Conselleria se considera «un inicio de recuperación y un abanico de posibilidades el desarrollo de este programa», que va dirigido a niños, niñas y adolescentes de entre 3 y 18 años.

 

Proteger la alimentación y el ocio

 

El programa se concede en base a dos conceptos: por un lado, la atención de actividades complementarias de tiempo libre, sociales, culturales, recreativas, cívicas y educativas, con el fin de mejorar su calidad de vida y conseguir su inclusión social.

Por otra parte, también se busca que estos programas atiendan las necesidades básicas de alimentación durante el periodo estival con el fin de cubrir las posibles carencias alimentarias que estos chicos y chicas puedan tener durante el período de las vacaciones de verano.

El objetivo de estas ayudas es facilitar «la conciliación laboral o, en su caso, proporcionar a la familia un tiempo que favorezca la búsqueda y ocupación de actividades formativas y ocupacionales durante los meses de verano», ha indicado la secretaria autonómica.

 

Asimismo, ha destacado la importancia de que las actividades se plantean desde los principios de favorecer los hábitos saludables, tanto desde el punto de vista de la alimentación como del fomento de las actividades deportivas.

La secretaria autonómica ha explicado que con esta iniciativa se pretende crear espacios de inclusión donde convivan todos los niños, niñas y adolescentes de los municipios, con independencia de la situación económica en la que se encuentren sus familias.

Igualmente, los programas incluyen el respeto a la diversidad cultural y religiosa de los menores y sus familias en relación con la alimentación y posibles características especiales de salud de las personas menores.

 

Un millón y medio en ayudas

Las ayudas de la Conselleria de Igualdad, que ascienden a un importe total de 1.425.350 euros, se reparten entre 37 entidades locales y mancomunidades de la provincia de Alicante, 44 de Valencia y 15 de Castellón.

En función de la cuantía asignada, cada entidad local subvencionada se encarga de priorizar a los niños, niñas y adolescentes pertenecientes a unidades económicas de convivencia que se encuentren en situación de mayor riesgo de exclusión social.

Como novedad este año el programa se gestiona mediante el contrato-programa que permite una mayor estabilidad a las entidades beneficiarias.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.