“Correr tiene tres preceptos que lo hacen tan universal y tan popular: bueno, bonito y barato.”

Paco Borao es el presidente la Sociedad Deportiva Correcaminos y el año pasado fue reelegido en el mismo cargo de la Asociación Internacional de Maratones, además de un amante del running a quien, a punto de cumplir los setenta años, su excelente forma física le permite seguir practicando el deporte que define como bueno, bonito y barato.
A pocos días de celebrar el Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso, carrera que el año pasado obtuvo el primer puesto en el ránking de la Federación Nacional de Atletismo, Borao afirma que el principal objetivo de la organización es hacerlo siempre mejor.

¿Cuál es la labor de la Sociedad Deportiva Correcaminos?
Es la fundadora del Maratón y Medio Maratón de Valencia, que desde hace unos años toma el nombre de nuestro principal patrocinador: Trinidad Alfonso. Correcaminos somos, desde siempre, el club organizador de estas pruebas. Además, ofrecemos un apoyo técnico con un entrenador que hace planes de entrenamientos para las dos carreras, y durante todo el año prepara a los miembros del club también para su personal
puesta en forma. Además, es Presidente de la Asociación

Internacional de Maratones hasta 2018.¿Cuál es su cometido en este cargo?

De la misma manera que aquí a nivel local Correcaminos promociona el deporte, la Asociación Internacional de Maratones se creó en el año 1982 para, en vista del
principio de estas carreras populares, organizar a nivel mundial las normas que deben
de regir para que las pruebas sean homologables y haya una comparación entre unas y otras sabiendo que cumplen unos requisitos mínimos. Yo llegué a la Junta Directiva
de la AIMS en el año 1996, fui elegido vicepresidente en el año 2007, presidente en 2010 y reelegido como tal en 2014. Nos ocupamos sencillamente de coordinar a nivel mundial todas las normas técnicas que rigen a estas pruebas. Somos más 400 carreras en 105 países diferentes y tenemos la sede en Atenas, que como sabemos es la cuna del Maratón.

Parece que el running está en auge, ¿por qué este creciente interés por el deporte en general y por correr en particular?
Lo digo muchas veces, el deporte de la carrera a pie tiene tres preceptos que lo hacen tan universal y tan popular: bueno, bonito y barato. Algunos podrían pensar cuando llegó el momento de la crisis que habría menos afición, pero todo lo contrario. Puedes practicarlo estés donde estés, a la hora que quieras, donde quieras y con quien quieras, y eso es lo que hace que este fenómeno coja la importancia y el calor ciudadano que vemos, y ello a nivel mundial.

Muchos runners han declarado que Valencia es una ciudad de corredores por excelencia, ¿a qué cree que se debe?
Aquí tenemos algunos aspectos particulares, que no quiero decir que sean únicos,
pero un porcentaje muy bajo de ciudades tienen la serie de cosas que nos hacen particulares. En primer lugar, la climatología, con temperaturas agradables los doce meses de año. En segundo lugar, es una ciudad totalmente llana a la que vienen muchísimos miles de españoles y extranjeros a hacer su mejor marca. Y, por último, es una ventaja para todos los valencianos tener aquí el antiguo cauce del río Turia, que es
un lugar inmejorable. Yo sólo conozco dos ciudades que tengan algo que se parezca a lo nuestro: Nueva York, con Central Park, y Londres, con Hyde Park, y aun así tienen que dar más vueltas porque son más pequeños. Nosotros tenemos 17 kilómetros de parque, un paraíso para todo corredor.

¿Qué le parece el recientemente terminado Circuito 5K?
Es una guinda adicional al pastel que ya supone el propio cauce del río Turia. Es un circuito perfectamente hecho, llano, marcado, y que permite hacer entrenamientos por
la noche gracias a su iluminación. Además, dispone de un material que al corredor le beneficia en todo lo que puede tener relación con una lesión o una torcedura de tobillo.
Es perfecto para entrenar a cualquier hora del día o de la noche.

¿De dónde le viene a usted la vena de corredor?
Como siempre en la vida, las cosas suelen ser casualidades. Yo fui jugador de fútbol casi
medio profesional en Francia, y cuando volví a Valencia tuve que parar porque no podía compatibilizar. Eso me provocó una lesión de espalda consecuencia de haber parado de hacer una actividad deportiva muy intensa de golpe, e intenté hacer algo. Probé la bicicleta, y si no me atropellaron los camiones por la carretera fue de puro milagro; probé el tenis, pero no podía jugar más de una vez al mes, y acabé corriendo yo solo. Al cabo del tiempo, a principios de los ochenta, me encontré con un grupo de corredores con los
que hicimos Correcaminos, y su creación es una de las cosas de las que más orgulloso me siento. A partir de ahí, empecé con todo lo que conlleva este deporte, que para resumirlo, yo diría que enamora.

Precisamente, todos los corredores afirman que este deporte engancha. ¿Porqué?
Este deporte tiene, además del bueno, bonito, barato, que de alguna manera, tus resultados y tu bienestar físico dependen de ti. No hay elementos externos que te favorezcan o te perjudiquen, no hay deporte más objetivo que el atletismo. Es decir, cuanto más esfuerzo haces, mejores prestaciones tienes, más contento estás de ti mismo, e incluso mejor carácter tienes con tu entorno. Yo creo que es una de las cosas que de forma más sencilla te aportan bienestar físico y mental. No hay edad; yo cumplo setenta años en enero y el año pasado corrí el Maratón de Atenas. Si eres perseverante y constante, los resultados son siempre proporcionales a tu esfuerzo, esa es la regla más evidente de este deporte.

¿Qué consejos le da a los aficionados que quieren convertirse en maratonianos y enfrentarse a, nada menos, que 42 km de carrera?
Yo tengo un precepto, como he dicho, hay que ser constante y esforzado. No hay que
pensar que en esto, como en todas las cosas de la vida, uno sube diez pisos de piso
en piso. Hay que ir escalón tras escalón, sin pararse entre escalones ni saltando de tres en tres. Si uno quiere subir más de lo debido, se lesionará y tendrá que parar. El esfuerzo y la constancia previenen de lesiones y permiten ver los progresos poco a poco, que es donde está el secreto. Hay que empezar por ir a correr, luego probar con una 10K y, una vez estás bien ahí, hay que probar una 15K o un medio maratón. Una vez que uno está tranquilo en el medio maratón, se puede probar el maratón. No vale la pena intentar correr un maratón si uno no está preparado porque, lo único que le espera al cabo de un rato, es la frustración. Y eso hay que evitarlo en cualquierade los aspectos de la vida.

¿Cómo se presenta el próximo Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso?
Se presenta con 2.000 a 3.000 corredores más que el año pasado, seremos unos 12.500 a 13.000. Queremos que esta carrera, que fue el año pasado la primera en el ránking de la IAAF (Federación Internacional de Atletismo), se mantenga la primera a nivel nacional e internacional, porque cuando uno organiza carreras debe hacerlo siempre desde la mentalidad del deportista, es decir, querer hacerlo siempre mejor. Como decía aquel lema olímpico: más alto,más fuerte, más rápido.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.