Javier Gutiérrez un año al mando de casino Cirsa Valencia

Javier Gutiérrez, director del Casino Cirsa Valencia

Fotografía: Rebeca Balaguer

Capitaneando el Casino Cirsa Valencia desde hace algo más de doce meses, Javier Gutiérrez afirma sentirse especialmente orgulloso del equipo humano con  el que trabaja a diario. El centro lúdico cumplirá este verano cinco años de presencia en la Avenida de las Cortes Valencianas y se posiciona como el segundo  casino más visitado de España, evolucionando hacia una oferta de ocio diversificada, pensada para un público muy amplio que va más allá de las actividades  propias de un casino convencional.

El casino cirsa de valencia es  ya el segundo de su compañía  multinacional. ¿Lo es por su rentabilidad, por la cantidad de público que atrae, por el  nivel de sus campeonatos y actividades…?
No es el segundo casino de una multinacional, sino que de los  casinos que hay en España, es el segundo más visitado. Pero no sólo de Cirsa, sino a nivel general. En 2014 cerramos el año con más de 260.000 visitas y,  desde septiembre, hemos superado en visitas a los casinos de Madrid.

En realidad, y aunque el juego sea el elemento central y más  presente en sus casinos, estos son espacios con multitud de actividades… ¿cuáles son las más atractivas para el público?
Depende de para qué público, aquí tenemos un abanico de edades tremendo. Conciertos de todo tipo para los más jóvenes, tributos a grandes bandas del panorama internacional  musical atractivas para los que superan los 40, y bailes y cabaret para la gente un poco más mayor. También tienen mucho  éxito las Jornadas gastronómicas que tenemos cada mes y que se desarrollan siempre entorno a un leitmotiv diferente.

El público de los casinos ha cambiado notablemente, presenta un nuevo perfil ¿no?
Sin duda. Ha cambiado de manera sustancial, ha pasado de ser un pequeño club de élite  en el que se veían los mejores apellidos de la ciudad a ser un  centro de ocio con actividades a diario. para mí un casino ahora mismo tiene más que ver con un gran resort, un parque temático o un centro comercial,  donde pueden venir clientes solos, en pareja, en familia… se ha  diversificado y democratizado  mucho el público y esto es muy  positivo.

¿Y qué novedades en cuanto a ese tipo de actividades de ocio están preparando?
Siempre tratamos de innovar para que el público se pregunte: “¿Qué programación habrá en el Cirsa esta semana?” para el Día de la mujer y aprovechando la famosa película, organizamos un brunch con Grey, en  un guiño más pícaro a todo el sector femenino del casino, que culminó con una cata de vinos con chocolate. Todos los meses  tenemos, además, un tributo a una formación conocida, en formato cena con espectáculo. Héroes del silencio fue la última a finales de marzo y para abril tenemos el de Joaquín sabina.  Y en el restaurante, todos los  viernes de abril se ofrecerá un menú Costalero, una propuesta de cinco platos a base de ensaladas y pescados, con su  respectivo maridaje.

Hace un año que está a cargo de la dirección del casino cirsa. ¿cuál es ahora su cometido y responsabilidad?
Transmitir hacia la organización cuáles son los objetivos que tiene la compañía a nivel global,  aterrizarlos para el mercado local y poner los medios para conseguirlos facilitando que toda la plantilla los conozca y se desarrolle profesionalmente en el Casino. Tengo que admitir que me lo han puesto muy fácil porque aquí hay un equipo de especialistas estupendo. Resumiendo, diría que mi función aquí es motivar e ilusionar a todo el equipo hacia un servicio  exquisito y que esa ilusión llegue a los clientes.

¿cuánto recorrido le queda al casino de valencia? ¿hasta dónde aspiran a llegar?
Yo creo que queda muchísimo recorrido. Este verano cumplimos cinco años y creo que,  gracias al esfuerzo que hemos hecho durante este tiempo, estamos mejor posicionados que otros casinos para salir adelante. Hemos sido imaginativos, hemos mejorado en eficiencia y hemos apostado  por un servicio inmejorable para poder mantener vivo un negocio que, como en todos los demás sectores, también ha sufrido la crisis.

¿Necesitan que el valencia club de Fútbol se convierta de una vez en su vecino?
Creo que es una cuestión necesaria para el conjunto de nuestra ciudad. El esqueleto del futuro estadio transmite un poco el paradigma de lo que ha sido la cultura del pelotazo que vivimos en épocas pasadas, pero eso hay que dejarlo atrás. Para nosotros, evidentemente, es crítico, pero yo espero que el estadio sea uno de los ejes en los que el Valencia Cf y toda la ciudad recupere ese brillo que tuvimos hace no tantos años.

¿Y los solares de la avenida de les corts, para cuándo albergarán nuevos proyectos?
El nivel de ocupación que están teniendo las superficies comerciales en la primera línea de la avenida está prácticamente al 100%. Es una zona que se ha consolidado en los últimos 18 meses y se están abriendo franquicias nacionales e internacionales. Todo con zonas amplias y verdes, bien urbanizado y con espacio para aparcar. Soy bastante optimista en cuanto a nuevos proyectos y creo que proyecta muy buena imagen de la ciudad.

Juegos de azar, campeonatos de naipes, gastronomía, espectáculos musicales y monólogos, toda suerte de eventos y presentaciones… ¿De qué se siente más satisfecho desde que se inauguró su flamante nuevo casino?
Del equipo humano que formamos el Casino; sin duda, hay un equipo altamente cualificado. me enorgullece especialmente el personal que está participando en un programa de desarrollo del talento, el plan Excellence, que convierte  al trabajador en un empleado global y excelente. Eso es lo que me produce más satisfacción, más allá de las cifras frías que, por supuesto, ahora que empiezan a remontar también me gustan.

¿Le apena el cierre del histórico monte picayo? ¿Qué será de él?
Creo que forma parte de la historia reciente de la ciudad, y me gusta haber formado parte de él. para mí supuso un referente absoluto de la Valencia de los años 80 y 90, cuando fue un epicentro de la vida social. Pero en 2015 Valencia es muy distinta, y creo que hay que pensar en positivo y mirar hacia delante, y quizá añorar menos lo que queda atrás.

 

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.