“Todo rueda bien, pero desde la humildad de tener los pies en el suelo. La victoria es efímera”

Vicente Solà es presidente del Valencia Basket, un club que está superando todos sus records históricos y que afronta 2016 como el año de su consolidación definitiva. Solà (Valencia, 1954), es la quinta persona que ocupa este cargo en el club valenciano y lo hace desde 2009. Bajo su presidencia, la entidad aspira a crear La Alquería del Basket, que tendrá las mejores instalaciones deportivas de Europa destinadas a formar a la cantera.

¿Cuál es la clave de la buena racha del Valencia Basket?
Siempre lo he dicho, como también lo reconoce el entrenador: el grupo es la clave de la buena racha. En la concepción y filosofía de equipo que el Valencia Basket ha perseguido durante muchos años se consigue el grupo actual donde, gracias al buen trabajo hecho desde la secretaría técnica, se da la simbiosis de calidad deportiva y aspecto humano, que es muy importante para que el entrenador tenga mimbres y pueda conseguir lo que ha conseguido. Por supuesto, hace falta el técnico que los dirija para que esa calidad se lleve a buen puerto y que la psicología individual se aplique al grupo. Cuando el grupo lo merece da gusto trabajar con ellos.

Acaban de celebrar su partido número 1.000 de la liga ENDESA y han estado invictos 27 partidos seguidos. Con un arranque de temporada así, ¿han notado un aumento de los seguidores y de la asistencia de público a La Fonteta?
En La Fonteta por supuesto, pero también en otros ambientes. Por mi profesión de abogado, en la Ciudad de la Justicia no puedo andar treinta metros sin que me paren compañeros alabando y animando al club. Hay mucha gente que se ha enganchado al baloncesto gracias a la buena racha del Valencia Basket. Es un deporte muy dinámico, atrae mucho y en cuanto ves dos partidos, engancha. Y si encima se trata de un equipo ganador, aún más. El número de seguidores es tal que La Fonteta está llena, actualmente cuenta con más de 7000 abonados. Todo rueda bien, pero desde la humildad de tener los pies en el suelo. La victoria es efímera, ahora somos noticia mundial pero sabemos que todo pasará, llegará alguna derrota y hay que afrontarla igual que se encaja la victoria.

¿Está el baloncesto suficientemente presente en la vida de la ciudad? ¿No queda siempre sepultado por la información de otros deportes como el fútbol o el motociclismo?
Es verdad que el deporte rey es el fútbol, ellos siempre captan más atención en muchos aspectos pero el baloncesto, en los últimos años, acapara gran interés gracias a los éxitos conseguidos. La liga ENDESA es de las más fuertes del mundo y, por su parte, el Valencia Basket está instalado ahora mismo en muchos hogares valencianos ya que habita en la élite del baloncesto europeo. Por otro lado, déjame comentar que desde el Valencia Basket defenderemos siempre que a las grandes ligas se acceda por méritos deportivos, que no se quede el equipo fuera por licencias ni por otros aspectos que no se ciñan a los méritos deportivos.

¿Alguna sugerencia para los nuevos habitantes del Ayuntamiento y de la Generalitat con respecto a las políticas deportivas?
Las instituciones públicas deben velar por el acceso de los ciudadanos al deporte base, otra cosa es lo relativo al deporte de alto nivel, al profesional, donde las administraciones no deben estar. Lo importante es que públicamente se fomente el deporte base, que se posibilite el acceso de los chavales a practicar deporte, que representa valores tan necesarios como disciplina, compañerismo y afán de superación, además de beneficios para la salud.
El deporte profesional se mueve en otros niveles, ahí hace falta la iniciativa privada como se da en nuestro caso, que tenemos el apoyo enorme de nuestro propietario y mecenas Juan Roig y de su esposa, Hortensia Herrero, a quienes estaremos eternamente agradecidos por su esfuerzo económico en pro de que esta ciudad tenga un equipo de baloncesto de la talla del Valencia Basket.

¿Qué se podría hacer para acercar más este deporte a una afición no iniciada? ¿Tiene el club algún proyecto para la cantera de jóvenes talentos?
Valencia Basket trabaja mucho ese aspecto, se preocupa de la cantera y de la base y tenemos todo tipo de programas formativos, además de campus en invierno y en verano destinado a chicos y chicas, con entrenadores del Valencia Basket, con visitas de jugadores profesionales…para que se diviertan y aprendan lo máximo posible.
Un proyecto muy importante del club, a través de Fundación 2000, es La Alquería del Basket, que tendrá su ubicación junto a La Fonteta, y que esperamos que esté en marcha para 2017. Su construcción está únicamente pendiente de la licencia de obras para empezar y serán las mejores instalaciones de Europa para formación de la cantera de chavales. En ellas pasaremos de tener 450 jóvenes a aumentar hasta que sean 1000 los que podrán disfrutar de estas excelentes infraestructuras deportivas.

Colaboran con otras instituciones, hace poco firmaron un convenio con la Universidad de Worcester para el intercambio de experiencias y para cooperar en actividades relacionadas con el baloncesto. Cuéntenos un poco más esto.
Son relaciones internacionales. En el mundo actual poder compartir experiencias con otros países hace que estemos encantados. Es importante que el baloncesto de España, el de Valencia Basket, se pueda trasladar a Inglaterra o a países donde este deporte no está tan arraigado. Son lazos de colaboración que enriquecen a ambas partes, chicos y chicas podrán participar de intercambios, es este tipo de relaciones por las que apostamos y a través de las cuales podemos trasmitir la filosofía del Valencia Basket. Son iniciativas que fortalecen al club.

El Valencia Basket es de los pocos equipos españoles que no va a remolque de un club de fútbol. ¿Qué ventajas y qué desventajas tiene esto?
Nosotros solo vemos ventajas, la desventaja precisamente la producen los equipos de fútbol, ya que su ilimitado presupuesto condiciona el acceso a jugadores y la competencia a nivel económico con los dos equipos fuertes, el Barcelona y el Madrid, es imposible, se disparan los presupuestos. Un club de baloncesto no vinculado a un club de fútbol ha de hacer un esfuerzo superior para poder estar al nivel que todos queremos. Necesariamente alguien importante y sólido debe respaldar a la entidad para poder estar en la élite, o bien un club de fútbol o bien un mecenas, como es nuestro caso, con Juan Roig y Hortensia Herrero que apoyan y apuestan por este deporte. De otra manera no sería posible.

¿Cuál es su momento favorito durante un partido en la Fonteta? ¿Tiene algún ritual antes de un partido?
En La Fonteta lo que siempre tengo son nervios, lo paso mal esa hora y media antes de empezar el partido. Lo que queremos todos es que el público se vaya siempre satisfecho a su casa, después de ver un buen partido donde los jugadores se entregan tanto en la derrota como en la victoria. Que nunca más se vea a aficionados abandonando La Fonteta quince minutos antes del final disgustados por el poco esfuerzo de los jugadores en la cancha, por eso luchamos. Además de la calidad profesional si está la calidad humana, el resultado debe ser una mera anécdota.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.