La gastronomía se une para pedir medidas de «supervivencia» a los gobiernos

Crear una línea ICO específica de hostelería, bonificaciones en Impuestos de Sociedades y en IRPF, subvenciones para la digitalización y una campaña de promoción que active el turismo nacional son algunas de las medidas que ha reclamado el sector de la gastronomía a varias administraciones públicas.

Ante la crisis económica que se avecina, por primera vez se han reunido representantes de todos los ámbitos gastronómicos -productores, cocineros, empresarios, bodegueros, sumilleres, empleados de hostelería y canal de distribución- en la Hermandad Gastró (HERGAS), «un punto de encuentro y debate para garantizar la supervivencia de uno de los motores económicos de España».

Así lo defienden sus impulsores en un comunicado difundido este miércoles en el que recuerdan que la gastronomía emplea «a más de 300.000 personas de manera directa y supone el 6 % del PIB, cifra que se incrementa notablemente si se tienen en consideración sectores afines y puestos de trabajo indirectos)», además de ser «una de los responsables del prestigio internacional del país».

Conformado como un grupo técnico de acción social sin ánimo de lucro, cuenta con más de mil miembros y apoyos de relevantes personalidades de este ámbito como los cocineros Joan Roca (El Celler de Can Roca), Andoni Luis Aduriz (Mugaritz) o Pedro Sánchez (Bagá); el director de la Fundación Alicia, Toni Massanés, o el director general del Basque Culinary Center, Joxe Mari Aizega.

Por el momento ya han lanzado una primera batería de peticiones a distintas administraciones públicas, entre ellas el Gobierno central, para reclamar su ayuda en la «reconstrucción de un sector gravemente amenazado por las actuales circunstancias», ya que restaurantes, bares y cafeterías están cerrados desde el 14 de marzo por el estado de alarma y eso también afecta al sector primario, entre otros.

Para mantener el «máximo empleo posible», HERGAS solicita la creación de una línea ICO específica de hostelería, que «permita su amortización en 10 años, avalada 100 % por el Estado y de fácil acceso para el sector», así como bonificaciones en el Impuesto de Sociedades y el IRPF, y aplazamiento y fraccionamiento de deudas.

También se solicita la exoneración del pago del arrendamiento mientras continúe la imposición de cierre a través de una renta variable en función de las ventas de cada establecimiento durante un año, líneas de subvención para la digitalización del sector y mejora del servicio y para la creación de puntos de recogida de comidas.

HERGAS pide además una campaña de publicidad y promoción para tranquilizar a los futuros comensales sobre las medidas higiénico sanitarias adoptadas por los establecimientos, y para impulsar el turismo de proximidad a corto y medio plazo.

Bajo la coordinación general de Fernando Huidobro, abogado y presidente de la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo, la Hermandad Gastró también ha elaborado un decálogo sobre sus objetivos, entre los que figuran «dar voz a la gastronomía española», ser «una herramienta para afrontar la crisis de la COVID-19» y actuar como «interlocutor con administraciones, empresas y otros colectivos». (EFE)

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.