Bioparc Valencia aplica un ERTE a parte de su plantilla mientras dure la crisis del Covid-19 pero descarta realizar despidos

Bioparc ha tomado medidas para garantizar la asistencia y bienestar de sus animales.

Bioparc Valencia llevará a cabo un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en parte de su plantilla mientras dura la actual crisis provocada por la pandemia del Covid-19 y que ha obligado a cerrar al público sus instalaciones. En cualquier caso, Bioparc ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha destacado en un comunicado que se trata de una medida «estrictament temporal» y ha subrayado que «en ningún caso se puede hablar de despidos en los trabajadores, pues existe el compromiso de reincorporación de todas las personas implicadas».

El ERTE previsto no afectará al conjunto de la plantilla, sino que se limitará por un lado a los departamentos y servicios afectados directamente por la ausencia de visitantes y, por otro, supondrá una reducción imprescindible de puestos en el resto de los servicios con el objetivo de adecuar el equipo humano para cubrir las necesidades mínimas operacionales.

Bioparc ya había constituido un comité de crisis el pasado viernes para poner en marcha las medidas necesarias para afrontar un doble objetivo. Por un lado, jecutar de forma inmediata y rigurosa todas las indicaciones dadas por las autoridades competentes, y por otro satisfacer el cuidado de nuestros animales y las instalaciones que lo hacen posible siempre extremando las medidas de prevención y seguridad para nuestros trabajadores.

Desde el punto de vista de la organización del personal, Bioparc ha tomado medidas para que un cuerpo directivo y un retén mínimo de otros departamentos presten servicio, tanto presencial como telemáticamente, al parque y a los equipos de trabajo establecidos. Así mismo, se ha creado un grupo especial compuesto por 3 brigadas multidisciplinares de 20 personas que incluyen: cuidadores, veterinarios, limpieza, jardinería y mantenimiento. Estos grupos prestarán sus servicios durante periodos de tres días manteniendo una de las brigadas en estado de “retén de guardia” para suplir a la efectiva en caso de urgencia o cualquier otra situación imprevista.

De este modo, el parque quiere garantizar el bienestar de nuestros animales y hacerlo cumpliendo los protocolos ordinarios y extraordinarios implementados tras la llegada del Covid-19 que preserven la higiene y salud de nuestros trabajadores. Además se quiere asegurar el mantenimiento de las instalaciones para poder dar el servicio necesario orientado al bienestar de los animales y que también permita la inmediata puesta en funcionamiento del parque en el momento que sea posible.

Además, el parque ha contactado con los distintos proveedores para garantizar el suficiente abastecimiento de todos los productos, víveres y servicios necesarios para mantener la actividad en las funciones mínimas previstas.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.