BULO: Es falso que el gobierno pretenda controlar a los ciudadanos con el geolocalizador del móvil

Una cadena de WhatsApp se ha viralizado este lunes afirmando que  supuestamente se ha «legalizado» el control de la ciudadanía a través de la geolocalización de nuestros teléfonos móviles y que es una medida que supone «más que el confinamiento». Es un bulo. Así lo desmonta la web Maldito Bulo:

La geolocalización de los móviles se va a utilizar para hacer un estudio de movilidad con el objetivo, según el Boletín Oficial del Estado (BOE) que acompaña a la cadena y que se publicó el sábado 28 de marzo, de «entender los desplazamientos de la población para ver cómo de dimensionadas están las capacidades sanitarias en cada provincia».

¿En qué consiste el estudio y cómo se lleva a cabo?

La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital es la encargada de coordinar el estudio. La institución que lo llevará a cabo y que además será responsable de los datos recogidos es el Instituto Nacional de Estadística (INE). Al estudio lo han titulado DataCOVID-19.

Esta iniciativa es casi calcada a la que se anunció en noviembre de 2019 para estudiar cómo se movían las personas a diario en transporte público, si cambiaban de comunidad autónoma, dónde iban de vacaciones… El estudio lo dirigió el INE y también se usaron datos de las operadoras para recabar estos datos. En Maldita.es os contamos todo al respecto en su momento.

¿Cómo se hace esta recogida de datos? En este caso, los datos se piden a las operadoras de telefonía, como Telefónica (Movistar), Vodafone u Orange: estas obtienen la información de localización a través de la red de antenas que hay desplegadas por el territorio. Los móviles están conectados a ellas para poder tener red móvil, por lo que pueden saber cuántos dispositivos hay en una zona geográfica determinada. Las operadoras recogen la relación de comunicación que hay entre el móvil y la antena.

Esta información la tienen a disposición las operadoras todo el rato gracias a sus divisiones de análisis de datos: Luca (Telefónica), Vodafone Analytics y Flux Vision, por parte de Orange. En estudios como este, lo que hacen es anonimizarla (que no se pueda saber de quién es cada móvil y dónde está), empaquetarla y enviarle al INE los resultados que este necesite.

Por tanto, no es que se haya “legalizado” la geolocalización de nuestros móviles como tal, tampoco para controlar dónde estamos, sino que se ha puesto en marcha un estudio que usará datos de localización anonimizados con los que las operadoras ya contaban, los haya requerido el Gobierno o no.

Se ha generado mucha confusión en torno a los datos de geolocalización que se van a obtener durante la emergencia sanitaria de COVID-19 para analizar la enfermedad y su propagación: aquí te lo explicamos en profundidad. Y si quieres saber más sobre las iniciativas digitales que ha puesto en marcha el Gobierno para hacer frente al coronavirus, te las detallamos en este artículo.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.