BULO: No hay pruebas de que el nuevo coronavirus fuera creado en un laboratorio

En los últimos días está circulando por las redes un vídeo que se ha viralizado con el nombre Lo que nadie está diciendo del coronavirus en el que una mujer  afirma, entre otras cosas, que el coronavirus, causante de la enfermedad COVID-19, «fue creado en los laboratorios de bioinformática de la empresa Pirbright Institute en 2014». En el vídeo también se dice que el coronavirus no es «nada nuevo» y utiliza como prueba un producto de limpieza que serviría para tratar dicho virus. Son bulos: no hay pruebas de que la cepa del nuevo coronavirus haya sido creado en un laboratorio y los coronavirus humanos no son recientes, se descubrieron en los años 60. Así lo explica la web especializada en fake news Maldito bulo:

No hay pruebas de que el coronavirus fuese creado en un laboratorio en 2014

En el vídeo se especifica que el coronavirus, causante de la enfermedad COVID-19, «fue creado en los laboratorios de bioinformática de la empresa Pirbright Institute en 2014». Como ya explicó Maldita.es, no hay ninguna prueba que lo sustente: el Instituto Pirbright no trabaja con coronavirus humanos ni tampoco ha creado una patente del coronavirus

En Maldita.es también cuentan que para desmentir estos rumores y defender el trabajo que están realizando los profesionales sanitarios de todo el mundo, en especial de China, científicos especializados en salud pública que han seguido de cerca la crisis sanitaria del nuevo coronavirus han publicado un comunicado en la revista The Lancet  en el que señalan que “científicos de múltiples países concluyen abrumadoramente que este coronavirus se originó en la vida salvaje”. 

El objetivo principal del texto es condenar y desmentir los rumores que mantienen que el origen de la epidemia no fue natural, sino una creación humana como herramienta para lograr fines de todo tipo (reducir la población envejecida, igualar el número de hombres y mujeres…). Aquí puedes leer más sobre ello. 

El Evento 201 fue un ejercicio de simulación de pandemia

El vídeo también habla del Evento 201, a lo que llama «un ejercicio pandémico de alto nivel» organizado por «el Foro Económico Mundial, el Centro John Hopkins y la Fundación Bill y Melinda Gates».

La Universidad John Hopkins ha publicado un comunicado sobre el Evento 201 al que se refiere este vídeo. La universidad afirma que el Evento 201 fue un «ejercicio de simulación de pandemia» junto con el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates en el que no se hizo ninguna predicción.

«Para el escenario, modelamos una pandemia de coronavirus ficticia, pero declaramos explícitamente que no era una predicción. En cambio, el ejercicio sirvió para destacar los desafíos de preparación y respuesta que probablemente surgirían en una pandemia muy grave. No predecimos que el brote de nCoV-2019 matará a 65 millones de personas. Aunque nuestro ejercicio de simulación incluía un falso y novedoso coronavirus, los datos que utilizamos para modelar el posible impacto de ese virus ficticio no son similares a los del nCoV-2019», explica la Universidad John Hopkins.

Aquí puedes ver vídeos del evento. También hay más información disponible en su página web.

El bulo conspirativo del coronavirus y Clorox

En el vídeo también se asegura que el producto desinfectante Clorox te «puede proteger del coronavirus humano» por lo que «este virus no es nuevo» mientras señala el etiquetado en el que se muestra la palabra coronavirus.

La realidad es que existen esos productos porque los coronavirus humanos se descubrieron en los años 60 según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), pero la cepa que ha causado el brote actual sí es reciente: se descubrió a finales de 2019, tal y como se recoge en un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y no existe ningún tratamiento específico para tratarlo, como publica el Ministerio de Sanidad.

En ese sentido, Clorox especifica en su página web que incluyen «coronavirus humano» en su etiqueta porque «tienen una eficacia comprobada contra virus similares al COVID-19 en superficies duras, no porosas y están registrados para eliminar patógenos virales emergentes». 

Apartado de preguntas frecuentes de Clorox

Es decir, aunque los coronavirus se identificaran por primera vez hace décadas, la cepa actual (2019-nCoV) se descubrió recientemente. 

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.