Cinco producciones valencianas competirán en la próxima edición de los Premios Max

Dinamarca es la favorita valenciana con dos nominaciones a los Max

Cinco producciones valencianas competirán por llevarse alguna de las estatuillas de la XXIII edición de los premios Max de las artes escénicas de este año. Los ganadores se conocerán el próximo en la ceremonia de entrega de premios que se celebrará, si el coronavirus lo permite, el próximo 7 de septiembre en el Teatro Cervantes de Málaga.

Dinamarca es el espectáculo valenciano que más nominaciones ha conquistado, dos. Esta obra, la última que coescribieron los hermanos Josep Luís y Rodolf Sirera, está seleccionada en la categoría de mejor autoría teatral, una nominación cargada en esta ocasión de una especial significación tras el fallecimiento de Josep Lluís en 2015. El montaje, producido por el Institut Valencià de Cultura (IVC), también ha permitido a Rebeca Valls ingresar en la nómina de candidatos como actriz protagonista.

Si el apellido Sirera es un nombre consolidado en el panorama teatral valenciano, detrás de Teatro La Catrina se esconde el de dos mujeres que competirán por llevarse el premio a la autora revelación: Desirée Belmonte y Cristina Correa. Ambas son las creadoras de Homenaje a una desconocida, una personal propuesta de teatro documental que también interpretan.

El catalán Jordi Casanovas, por su parte, es candidato al premio a la mejor dirección de escena por su trabajo en Valenciana, una coproducción del IVC, la diputación de Valencia y el festival Grec de Barcelona. Se trata de una panorámica a los años noventa que abarca del final de la Ruta del Bacalao hasta la corrupción en la que, curiosamente, también colaboró la actriz Rebeca Valls.

También la compañía castellonense Teatre de l’Home Dibuixat opta a una de las preciadas manzanas de los premios Max de este año. Lo hace para la categoría de mejor espectáculo infantil, juvenil o familiar con su propuesta Zapatos nuevos. Por último, el espectáculo de danza Animal de séquia, de la coreógrafa Sol Picó, también ha sido seleccionado gracias al trabajo de Jesús Salvador Chapí, aspirante al premio a la mejor composición musical para espectáculo escénico.

Los candidatos valencianos deberán competir con el resto de aspirantes, entre los que este año sobresale Shock (El cóndor y el puma).La obra de Andrés Lima, que reflexiona sobre el golpe de estado contra Salvador Allende en Chile, acumula cuatro nominaciones: mejor espectáculo de teatro, mejor dirección de escena, mejor diseño de espacio escénico y mejor actor protagonista (Ernesto Alterio).

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.