El sector cultural alerta de su «situación límite por falta de ayudas»

La Delegación en Valencia de la Plataforma de Movilización Unida de Trabajadores del Espectáculo, M.U.T.E. y la Asociación General de Espectaculos, A.G.E. que aglutinan el sentir y la demanda de valencianas/os, trabajadoras/es y empresarias/os, afectados por el cese en su actividad debido a la crisis sanitaria del Covid-19, dicen que «queremos hacer llegar a las diferentes administraciones de la Comunidad Valenciana la situación de un sector que se encuentra en situación de extrema vulnerabilidad social».

Una reunión de Ximo Puig con el sector cultural valenciano.

«Esta pandemia ha eliminado el modo de vida de muchas familias, y debido a las peculiaridades contractuales de parte de trabajadores del sector, muchos no han podido acogerse a ninguna de las ayudas que las distintas administraciones han tramitado. La actividad de nuestro sector supone, además de un motor económico, una seña de identidad y valor en todo el mundo, somos una comunidad cuyo Patrimonio Cultural es el principal activo», aseveran.

Un factor directo de crecimiento para la Comunidad Valenciana

Ese motor económico provocado por la industria cultural, eventos y espectáculos «ha supuesto para la Comunidad Valenciana un factor directo de crecimiento, y calculamos que en 2019 representamos un 10,5% del producto interior bruto de nuestra Comunidad. Para poder responder con medidas efectivas y paliar la situación que están atravesando empresas y trabajadoras/es, es necesario saber que se trata de un sector heterogéneo y fragmentado con la característica esencial de la transversalidad y dependencia de diversas áreas, que van desde las meramente técnicas, producción e infraestructura hasta las creativas e interpretativas», explican.


Ellos añaden que la pandemia ha puesto de relieve la vulnerabilidad de esta industria que ha sufrido los desvíos del presupuesto de Cultura a otras áreas, en prácticamente todas las instituciones públicas y principalmente en los Ayuntamientos. 

«El sector ha entendido la situación de urgencia social, pero dejar a la Cultura sin presupuesto condenará a la pobreza a muchos/as trabajadores/as propiciando el cierre de las empresas que hoy en día subsisten y luchan sin ayudas ni respaldo público para generar trabajo y aportar a la reactivación económica de nuestra comunidad autónoma y de nuestro país», lamentan.

Piden un nuevo modelo de gestión cultural

«Entendemos que en la actualidad la gestión del evento cultural implica la búsqueda de espacios, medios y lugares apropiados y fiables para asegurar su realización. Pero si nos dirigimos a un nuevo modelo de gestión cultural podremos, instituciones, empresas y trabajadores/as seguir ofreciendo y generando cultura, espectáculos y eventos», indican.


«Demostremos que todas y todos apostamos por reconstruirnos a través de modelos económicos y sociales más sostenibles, transversales e innovadores. Tenemos el potencial y nos sobran las ganas de hacerlo. Quizás una de las cosas que nos está demostrando esta pandemia, es que la Cultura, en cualquiera de sus expresiones, es un bien esencial, sin el cual sería difícil sobrevivir y sobrellevar los extraordinarios cambios que se han producido en nuestro día a día, incluso si no estuviésemos inmersos en esta crisis sanitaria».

«La cultura no es una actividad de tiempo libre. Es lo que nos hace libres todo el tiempo«.

Por todo ello, instan a la Generalitat Valenciana a poder participar en las próximas reuniones que se vayan a realizar y así poder presentar desde el propio sector una serie de acciones que incluyan medidas sociales urgentes y de reactivación del sector que garanticen las necesidades vitales básicas de los valencianas y valencianos que forman parte de él. «Ya hemos consumido nuestros ahorros y descapitalizado nuestras empresas, pedimos que permitan la supervivencia del sector hasta que las condiciones sean idóneas», concluyen.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.