Gastrónoma se despide con aromas de éxito

La feria de la gastronomía mediterránea cierra su última edición superando todas las expectativas

Sebastián Wong, del Restaurante Kabuki Komori, en Mediterránea Gastronoma.

Mediterránea Gastrónoma 2022 pasó ya a la historia y lo hizo con la edición más multitudinaria y amplia de todas las celebradas hasta el momento. Tres días muy intensos en Feria Valencia en los que el sector ha demostrado que es y que pretende continuar siendo uno de los principales motores económicos, turísticos y de influencia en la Comunitat Valenciana.

Por gastrónoma ha pasado, como se suele decir «la flor y nata» de la restauración, pero también han pasado por allí el tallo, las hojas y hasta las raíces. Sí, porque en una feria de estas características, más aún en un año en que se ha duplicado el espacio expositivo, hay lugar para mucho y muy variado.

De este modo, chefs con Estrella Michelin se cruzaban por los pasillos, conferencias y charlas con jóvenes promesas, así como con productores, distribuidores y, por supuesto, curiosos y aficionados a este mundo foody que cada vez está más de moda, pero que no puede ser eso, una moda, sino un sector estable, consolidado, que no se convierta en víctimas de fluctuaciones o desvaríos varios.

Y para ello, para no perderse en una nube laudatoria u optimista, está bien, al menos de vez en cuando, poner los pies en la tierra y escuchar a todo el mundo. Y de eso va, precisamente, Gastrónoma, de dar voz a personas que pueden ir desde el pequeño productor de verduras a un gran distribuidor de productos a nivel internacional, desde el chef más reconocido de nuestra tierra a aquel o aquella que trata de abrirse paso, como puede, en su plaza, en su barrio, cada vez más saturados y en un contexto de inestabilidad geopolítica mundial, subida de precios casi por doquier y coletazos de una pandemia que se resiste a marcharse del todo.

(Lea el artículo completo en Almanaque Gastronómico)

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.