La novena Copa del Rey del Valencia CF tendrá que esperar

View Gallery 8 Photos

La tanda de penaltis privó al Valencia de conquistar su noveno título de Copa del Rey ante un Real Betis que lograba el tercero en su historia y lo hacía en su ciudad. Musah fallaba el cuarto lanzamiento de la tanda lo que daba el título a un equipo verdiblanco que anotó sus cinco lanzamientos. Un resultado que no solo priva al Valencia CF de este título sino también, seguramente, de que puedan jugar competición europea la próxima temporada, con lo que esto supone al para el ya delicado y cuestionado proyecto de Peter Lim, pues es previsible que el valencianismo, que se ha volcado con este equipo en esta final como hace mucho tiempo que no se recordaba, vuelva a estallar ahora contra su dirección, una vez perdida esta última oportunidad de salvar esta temporada y gran parte de la próxima.

No hay que olvidar que, tras 33 jornadas de Liga, el Valencia CF es décimo a 10 puntos del séptimo, el Villarreal, que puede ser el puesto que marque la entrada en la Europa League. Y hay muchos jugadores importantes con su futuro en el aire…

El Betis empezó mejor, es cierto, y de ahí vino el primer gol del partido, en el minuto 11, obra de Borja Iglesias. También acabó con mejor forma física, al menos los primeros 90 minutos. Pero el Valencia no le perdió la cara a la final en ningún momento. En el minuto 30 el empate, tras el formidable pase vertical de Carlos Soler hacia Hugo Duro, que la picaba formidablemente ante el portero bético, impulsaba a los valencianistas que tenían aún muchos minutos para dar la vuelta al marcador. La dinámica ya era otra y la actitud y mentalidad del Valencia CF también.

La imponente pancarta del valencianismo en La Cartuja de Sevilla.

Carlos Soler se convertía en el gran líder para animar a los suyos, y también a la grada valencianista, mientras que Guedes, providencial para este equipo, iba de menos a más, lo mismo que otros como Gayà o la línea defensiva, que empezó con muchos nervios e imprecisiones, pero que fue ganando confianza a medida que avanzaba el encuentro.

Los jugadores del Valencia celebran el gol del empate de Hugo Duro.

Pero si alguien fue esencial para evitar que el Betis se pusiera varias veces por delante fue el portero georgiano Mamardashvili que emulaba a los metas de balonmano para sacar varios balones, con los pies, cuando media grada, la verdiblanca claro está, ya gritaba gol. Sus rápidos reflejos y, también, los palos de su portería, que desviaron hasta dos disparos rivales, propiciaron en gran medida que el partido se mantuviera en empate a uno hasta la prórroga.

Pero en el área contraria, el Valencia también dispuso de importantes ocasiones, sobre todo en su vibrante inicio de la segunda parte. Los «uys» en este caso eran de la grada donde estaban los aficionados del Valencia, que era sobre el área sobre la que atacaba su equipo. La tuvo Hugo Duro, una vez más, pero también Illaix e incluso Guedes probó una de sus especialidades, los disparos lejanos.

Pero el balón ya no quería entrar más en ninguna de las dos áreas, y no lo hizo ni siquiera en la prórroga, por lo que los penaltis resultaron fueron tan necesarios como decisivos con el resultado ya conocido, con el éxtasis verdiblanco y las lágrimas blanquinegras.

Así fue la tanda de penaltis:

Empezó tirando el Valencia CF

Carlos Soler:  Gol

Willian José: Gol

Racic: Gol

Joaquín: Gol

Guedes: Gol

Guardado: Gol

Musah: Alto

Tello: Gol

Gayà: Gol

Miranda: Gol

 

 

 

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.