La presidenta de la Sociedad Columna Vertebral alerta: «El dolor lumbar es la segunda causa de consulta más frecuente»

La doctora Teresa Bas es la primera mujer al frente de la Sociedad Española de Columna Vertebral y ha sido una de las primeras cirujanas de esta especialidad. Las dolencias de la espalda son habituales en la población: «El dolor lumbar es la segunda causa de consulta médica más frecuente tras el resfriado».

La presidenta de la Sociedad Española de Columna Vertebral, Teresa Bas. Foto cedida

Con motivo del Día Internacional de la Mujer entrevistamos a una de las pioneras en cirugía de la columna vertebral: “Tenemos una generación de cirujanas en España muy buena. Nos han reconocido nuestro valor y nuestra valía, hemos sabido llevar todo adelante”.

Además de estar al frente de la Sociedad Española de Columna Vertebral, es jefa de sección de la Unidad de Columna y jefa de la Unidad Multidisciplinar de Patología Vertebral del Hospital Universitario Politécnico La Fe de Valencia.

¿Son habituales las dolencias de espalda por nuestro estilo de vida?

Tras el resfriado común, el dolor lumbar es la segunda causa más frecuente de una consulta. La sedestación (estar sentado), una vida poca deportiva, la longevidad, la dieta que contribuye a que haya más degeneración muscular (sarcopenia) y, por tanto, más dolor independientemente de que haya protusiones, hernias…Y sin olvidar el dolor cervical. Cuando el músculo se degenera produce factores proinflamatorios y deja de proteger la espalda. Es importante para esto una dieta equilibra, rica en proteínas.

Hay que trabajar antes para llegar bien, la prevención. Hay que intentar hacer deporte todos los días, comer sano todos los días, evitar tabaco, alcohol…cambiar el colchón cuando sea necesario, ni muy duro, ni muy blando. Y en cuanto a los pesos llevar mochila, pero bien puesta, no de un solo lado y con un arnés a la cintura.

La pandemia y el teletrabajo…¿han empeorado los dolores de espalda?

La pandemia ha aumentado el sedentarismo. Trabajar frente a un ordenado en casa puede suponer que no tengamos la silla adecuada, que nos sentemos en malas posturas durante muchas horas….Sí observamos que ha empeorado el dolor de cuello y el lumbar.

El ordenador, el móvil…la cabeza en flexión, malas posturas, mucho tiempo sentados. Supone que cada vez haya más dolor, además de generar un coste médico elevado.

La cabeza pesa cinco kilos y cuando estás en posición de flexión los trapecios (músculo que va desde la base del cráneo y se extiende a lo ancho de los hombros y baja por la espalda superior) aguantan 27 kilos cada uno. ¿Cómo no vas a tener una contractura del trapecio cuando estás con el portátil en una mesa baja o con la cabeza agachada mirando el móvil? Tus trapecios se contracturan.

Nos tenemos que sentar con la mirad al frente y hacer ejercicios de cuello (a los lados y delante a atrás). Y actividad física en general, desde nadar a pilates, andar e incluso footing. No hay trabajos científicos sólidos al respecto.

¿Cuáles son las dolencias de columna vertebral más comunes?

El dolor lumbar y la ciática generalmente se producen por una hernia o por estenosis del canal (estrechamiento del espacio por dónde pasa la médula espinal y las raíces nerviosas). Otras causas de dolor lumbar o torácico en mayores son las fracturas osteoporóticas…Es importante tomar calcio, vitamina D…para evitarlas. También es habitual la osteoporosis (debilitamiento del hueso) y las enfermedades propias de la espalda, como la escoliosis degenerativa del adulto.

¿Podemos decir que la mayoría de la población sufre lesiones o dolencia de espalda?

A partir de los 40 años, el 30% de la población que se hace una resonancia, tiene una hernia y nunca le ha dolido la espalda. Esto significa que el dolor a veces va asociado a una patología, pero otras veces no hay una causa. Hay que saber tratar esa patología, no todo el mundo precisa una resonancia.

El primer tratamiento para el dolor lumbar es el conservador (analgésicos, antiinflamatorio, relajantes musculares, reposo…). No hace falta sobrediagnosticar una patología tan prevalente en la población. Es importante que el médico de atención primaria sepa explorar al paciente, que le ponga un tratamiento conservador generalmente durante seis semanas y, en caso de que el enfermo no mejore, se valora qué pruebas necesita para tener un diagnóstico más preciso y el tipo de tratamiento.

Para el dolor se utilizan medicamentos fuertes

Hay una escala de analgesia para el dolor. Se debe empezar con el medicamento más banal y reservar esos medicamentos potentes o con más efectos secundarios, como los mórficos, para casos especiales y evitar su uso indiscriminado. Hay que utilizar los antiinflamatorios y analgésicos clásicos, con menos efectos secundarios.

¿En los casos comunes de espalda, la cirugía vertebral es uno de los últimos pasos del tratamiento?

Hay patologías que, de entrada, son quirúrgicas como las neurológicas, medulares…Pero debe ser el último tratamiento disponible, antes tenemos la terapia medica, las técnicas menos agresivas que a veces las llevan las unidades de dolor.

¿Cómo ha evolucionado la cirugía de la columna?

Primero, hemos avanzado mucho en la planificación quirúrgica del enfermo con herramientas tecnológicas que nos permiten estudiar la patología y preparar de cara al quirófano. La tecnología nos ha ayudado a conocer la anatomía tridimensional de la columna y prever lo que te puedes encontrar en quirófano.

Segundo, hemos avanzado en seguridad, tenemos muchos medios para que nuestra cirugía sea más segura. Normalmente, monitorizamos la médula y los nervios para que nuestros actos no produzcan daño y para eso tenemos herramientas como la radiología, la neurofisiología, el TAC intraoperatorio o, en algunos hospitales, la robótica. Cada vez disponemos de más avances tecnológicos que permiten que nuestra cirugía sea más segura y precisa.

Es un tipo de cirugía que provoca cierto temor en el paciente

No hay que tenerle miedo, hay que saber que hay riesgos pero son asumibles hoy en día monitorizando la médula espinal. Hay casos extremos donde existe un riesgo. No hay que banalizar la cirugía aunque en general el riesgo es bajo pero nunca es cero. No podemos decir que es una cirugía de alto riesgo, pero sí que necesita precisión, seguridad y conocimiento.

Esta cirugía tiene un papel en la metástasis que afecta a la columna vertebral

La vertebra es la primera localización de las metástasis de los tumores. Y hemos avanzado de forma espectacular con la precisión de los tratamientos y la cirugía mini-invasiva. Cuando aparece una metástasis se estudia si tiene lesión medular y si hay que descomprimir esa médula. Hay casos de metástasis aislada que requiere cirugía, ya no mini-invasiva o descompresiva sino de reconstrucción.

trabajo, teletrabajo, jóvenes confinamiento

Y luego hay tumores propios de hueso, como los sarcomas

Sí, necesitan una cirugía de alta complejidad, se suele hacer en centros con experiencia. El Hospital de la Fe es referente en sarcomas. Es necesario poder reconstruir las vértebras consiguiendo que el paciente pueda moverse y no tenga dolor.

Es especialista en escoliosis (desviación de columna) ¿Cómo se aborda hoy?

El tratamiento inicial es conservador. Ya no son los corsés de hace años, ha cambiado mucho, pero el corsé sigue siendo el primer tratamiento para las curvas leves. Se ha demostrado la eficacia del corsé para evitar las cirugías. Es importante señalar que el corsé no es un tratamiento anticuado de la escoliosis sino rabiosamente actual y hay que entender que hay curvas que responden al tratamiento conservador y evitar si se puede la cirugía, aunque esta es eficaz en los casos que lo precisan. El corsé bien llevado evita las cirugías. Y es solo para unos años. La tecnología ha llegado al corsé con materiales más precisos, se hacen con 3D.

El tratamiento quirúrgico también ha cambiado mucho, ahora con la tecnología son cirugías que permiten dar el alta a los cinco días, ha mejorado mucho la recuperación, pero sigue siendo necesario hacerla en centros de referencia.

La prevalencia de la escoliosis es del 2% al 4% en la población entre 10 y 16 años en el caso de la escoliosis idiopática, la más común. Hay otra de comienzo precoz, antes de los 10 años, que es severas y rara, progresan porque el niño está creciendo y precisa de mucha tecnología y cirugía. Y por último la esclerosis degenerativa del adulto. En los mayores los vemos doblados al degenerarse los discos.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.