La vida iba en Serie… por Rafa Marí

En Los cañones de Navarone (1961) compartía reparto con Gregory Peck, Anthony Quinn, David Niven y Stanley Baker entre otros.

4 de septiembre de 2020.

Brando en la Acrópolis de Atenas.

«Nunca amé a un hombre como amé a Marlon, fue la gran pasión de mi vida», declaró la actriz Irene Papas (Chiliomodi, Corintia, el 3 de septiembre de 1926 o 1929 según se recurra a unas fuentes u otras) al diario italiano Corriere della Sera en abril de 2004, días después de la muerte a los 80 años del protagonista de Un tranvía llamado deseo (Elia Kazan, 1951). «Es al que más he querido y al que he estimado más, dos cosas que en general son difíciles de reunir» afirmaba la actriz griega, que ayer cumplió 94 años (o 91, en wikipedia no lo tienen muy claro).

Durante unos años, Irene Papas estuvo muy implicada en importantes proyectos teatrales impulsados por la Generalitat Valenciana. La Ciudad del Teatro se había inaugurado en 2001 con Las Troyanas en La Nau de Port de Sagunt. La obra de Eurípides estaba protagonizada y dirigida por la gran trágica Papas. Las cosas luego se fueron al traste y el ambicioso proyecto quedó en nada. Casos similares son frecuentes en la historia del cine y el teatro impulsados institucionalmente en la Comunitat (Teatres de la Generalitat Valenciana, 1994-2012; la Ciudad de la Luz, fundada el año 2000 y ahora cerrada y desértica…).

Nino Manfredi en los años 60.

Regreso a la estrella griega. Es el tema que me mueve. En aquellos inicios del siglo XXI le pedí una entrevista a Irene Papas para que me contase sus planes de trabajo en tierras valencianas. Muy simpática, muy alta y muy vestida de negro, ya con más de 70 años a las espaldas, pero eso sí, maravillosamente llevados, quedamos a cenar en la terraza de la Taberna Alkázar. Ella había conocido a Miquel Navarro y puso empeño en que el escultor se sumase a la cena veraniega. Sin yo preguntarle por esa cuestión de su pasado sentimental, nos contó su relación con Marlon Brando. Sus recuerdos y sentimientos eran parecidos a los que había contado a Corriere della Sera, aunque no eran exactamente los mismos. “El hombre que mejor me ha hecho el amor fue Marlon Brando, como amante era fabuloso. Pero el hombre al que más he querido fue a Nino Manfredi”, nos reveló Irene Papas. “Por desgracia para mí, Nino estaba casado y nunca quiso separarse”. La actriz me pidió que estas confidencias no las pusiese en la entrevista. Yo respeté su deseo. Siempre respeto el off the record. No hacerlo significa perder fuentes y, lo que es más grave, ser desleal. Ahora ha pasado el tiempo y creo que ya puedo contarlo. Nino Manfredi, el desgraciado antihéroe de El verdugo (Berlanga, 1963), falleció en Roma el año 2004 a los 83 años.

Como Penélope en una producción italiana de la Odisea (1968) para tv.
Con Alan Bates en Zorba el griego (1964).
Bailando el sirtaki con Anthony Quinn en Zorba el griego (1964).

Pese a la riqueza de su filmografía, no es Irene Papas una actriz muy popular entre los cinéfilos españoles. En los primeros años cincuenta trabajó para dos directores italianos que merecen una reconsideración profesional, Riccardo Freda y Pietro Francisci. En 1956 protagonizó La ley de la horca, de Robert Wise. En 1961 fue un nombre estelar del bombazo comercial de Los cañones de Navarone (J. Lee Thompson, al lado de Gregory Peck, Anthony Quinn y David Niven). En 1964 participó en otro gran éxito popular (Zorba el griegoMichael Cacoyannis, con Anthony Quinn). Y hasta los años dos mil fue una presencia destacada en películas de Francesco Rosi (4 filmes), Manoel de Oliveira (3), Costa-Gavras, John Landis… 

Una carrera brillante. Me hizo mucha ilusión cenar con Irene Papas y verla tan animada, tan sonriente y con tanto vigor.

DIARIO UN CINÉFILO

«Que la vida iba en serio / uno lo empieza a comprender más tarde”
Jaime Gil de Biedma

DIARIO DE UN CINÉFILO Es una sección dedicada al mundo de las Series de TV, a todos sus aspectos cinéfilos pero también a sus derivaciones sociológicas y relativas a la vida cotidiana de las personas. La construcción de roles, las relaciones familiares, la actualidad, la comedia y el drama, la épica histórica, dragones y mazmorras… Todo cabe en el mundo de las series, y cualquier perspectiva del mundo puede ser vista desde la óptica de un cinéfilo, de un seriófilo inteligente y perspicaz. La sección está personalizada en Rafa Marí, uno de los últimos grandes cinéfilos españoles. La periodicidad es aleatoria, y la longitud de cada entrada, también. Puede ser tanto muy corta: un aforismo, como un extenso miniensayo, o entrevista, o diálogo interior.

Pese a ser un periodista tardío, Rafa Marí (Valencia, 1945) ha tenido tiempo para trabajar en muchos medios de comunicación: Cartelera Turia, Cal Dir, Valencia Semanal, cartelera Qué y Donde, Noticias al día, Papers de la Conselleria de Cultura, Levante-EMV, El Hype… Siempre en las páginas de cultura. En 1984 fichó por Las Provincias, diario donde actualmente es columnista y crítico de arte.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.