La vida iba en Serie… por Rafa Marí

Juanjo Menéndez y José Isbert en Fulano y Mengano, 1959.

2 de octubre de 2020.

Escribo estas palabras en mi diario el viernes 2 a media tarde, cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid intenta frenar, con un recurso en la Audiencia Nacional, el cierre de la capital y de otras nueve ciudades madrileñas. Si el tribunal no paraliza la resolución del Gobierno central, esta misma noche entrarán en vigor las restricciones por motivos sanitarios. Vivimos un momento que se va pareciendo cada vez más a las situaciones apocalípticas imaginadas por algunas películas y series de ciencia-ficción sobre terribles pandemias (la miniserie The Hot Zone, 2019; ContagioSteven Soderbergh, 2011, con Matt Damon, Kate Winslet, Gwyneth Paltrow y Jude Law; la serie Virus, 2013; Doce monosTerry Gilliam, 1995, con Bruce Willis y Brad Pitt…). Lo increíble, convertido en pesadilla real.

Mi curiosidad cinéfila no me ha llevado, sin embargo, a buscar títulos que anticiparon muchas cosas que en este 2020 están ocurriendo en todo el mundo. He preferido buscar películas españolas en blanco y negro rodadas hace sesenta o más años. Historias modestas pero cuyos aspectos documentales sobre cómo era Madrid hace más de medio siglo son muy interesantes. El tráfico, la ropa, los rostros, el ambiente ciudadano, la arquitectura, los barrios periféricos… La oferta de FlixOlé –con un catálogo imponente de cine español– me ha permitido tener este (informativamente) valioso «reencuentro con el pasado».

Fulano y Mengano (Joaquín Luis Romero Marchent, 1959). Una película a reivindicar. No la conoce casi nadie. Retrata un Madrid menesteroso, poblado por personas abandonadas en su pobreza. Magnífico reparto: el genial José Isbert, Juanjo Menéndez, Julita Martínez, Rafael Bardem, Xan das Bolas… Los secundarios, glorioso patrimonio de nuestro cine.

Berlanga como vendedor de globos en Se vende un tranvía.
Se vende un tranvía (1959) tenía como subtítulo Historias matritenses.

Se vende un tranvía (1959). Un buen mediometraje (29 minutos), dirigido por Juan Estelrich, con guion de Berlanga Rafael Azcona. Los protagonistas son Madrid y una divertida galería de «secundarios» (Chus Lampreave, María Luis Ponte, Luis Ciges, Goyo Lebrero, el propio Berlanga en un cameo como vendedor de globos…). El a menudo insoportable y sobreactuado José Luis López Vázquez es una de las tres estrellas de la función. Aparte del popular actor y de Madrid, la otra estrella es el codiciado tranvía. Hacía tiempo que tenía ganas de ver Se vende un tranvía y hasta ahora no había podido conseguirlo. 

091, Policía al habla (José María Forqué, 1960). La más floja y anticuada de las tres. Un noir blandito, con toques castizos y populistas (Tony Leblanc Manolo Gómez Bur) que solo se soporta –un poco– por el atractivo retrato del Madrid nocturno y, de nuevo, por los actores de reparto: María Luisa Merlo, Manuel Aleixandre, Irene Gutiérrez Caba, Agustín González… A los dos actores principales –Adolfo Marsillach y López Vázquez– no resulta fácil aguantarlos. Yo por lo menos no los aguanto. Bueno, a López Vázquez algunas veces. A Marsillach, nunca.

DIARIO UN CINÉFILO

«Que la vida iba en serio / uno lo empieza a comprender más tarde”
Jaime Gil de Biedma

DIARIO DE UN CINÉFILO Es una sección dedicada al mundo de las Series de TV, a todos sus aspectos cinéfilos pero también a sus derivaciones sociológicas y relativas a la vida cotidiana de las personas. La construcción de roles, las relaciones familiares, la actualidad, la comedia y el drama, la épica histórica, dragones y mazmorras… Todo cabe en el mundo de las series, y cualquier perspectiva del mundo puede ser vista desde la óptica de un cinéfilo, de un seriófilo inteligente y perspicaz. La sección está personalizada en Rafa Marí, uno de los últimos grandes cinéfilos españoles. La periodicidad es aleatoria, y la longitud de cada entrada, también. Puede ser tanto muy corta: un aforismo, como un extenso miniensayo, o entrevista, o diálogo interior.

Pese a ser un periodista tardío, Rafa Marí (Valencia, 1945) ha tenido tiempo para trabajar en muchos medios de comunicación: Cartelera Turia, Cal Dir, Valencia Semanal, cartelera Qué y Donde, Noticias al día, Papers de la Conselleria de Cultura, Levante-EMV, El Hype… Siempre en las páginas de cultura. En 1984 fichó por Las Provincias, diario donde actualmente es columnista y crítico de arte.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.