La vida iba en Serie… por Rafa Marí

27 de noviembre de 2020.

Empecé a ver con bastantes recelos la serie Merlí, producida por Veranda TV (Grupo Godó y Boomerang) y emitida en catalán por TV3 desde septiembre de 2015 a enero de 2018. Esperaba encontrar historias maniqueas dominadas por un antiespañolismo primario. Estamos en una época de propagandas a toda pastilla y yo no soporto la agitación neurótica de banderas. De ninguna bandera. El prejuicio fue vencido por la realidad: Merlí es una serie estupenda sobre conflictos universales entre profesores y alumnos, entre padres e hijos, entre enseñantes y enseñantes, entre adolescentes y adolescentes y entre el conservadurismo represor –a veces enmascarado con odiosas coartadas– y el ansia de libertad. Los diálogos y los actores y actrices son formidables: Francesc Orella, Pere Ponce, los jóvenes David Solans Carlos Cuevas o las veteranas Pepa López (una mala de alta categoría: autoritaria, tenaz y sinuosa), Asun PlanasAna María Barbany en el papel de «la Calduch», quizá inspirado –a mí me lo pareció- en la añorada Rosa María Sardá.

Francesc Orella da vida al profesor de Filosofía, Merlí Bergeron Calduch.
David Solans y Carlos Cuevas, son dos de los actores jóvenes revelación en la serie Merlí.
Impagable Pepa López, la profesora mala del instituto de Merlí.

Hay influencias claras de las interesantes películas El club de los poetas muertos (Peter Weir, 1989) y El club de los cinco (John Hughes, 1985) y de las series Al salir de clase (TVE, 1992-2002) y Física o Química (Antena 3, 2008-2011). Pero hay más veracidad y más valentía en Merlí que en todas las referencias que acabo de citar.

Asun Planas, la actriz mallorquina, da la réplica a Orella en uno de los capítulos de la serie.

He visto en Netflix las dos primeras temporadas (traducidas al castellano), de 13 capítulos cada una. Buscaré tiempo para ver en tres o cuatro tandas los 14 capítulos de la tercera temporada. Dicen que el Poder nos quiere en casa, sumisos y entretenidos con la polución masiva de imágenes. Quizá sea así. Dispongamos al menos de un buen sillón, una buena tele con imágenes nítidas y unas películas y series de calidad.

Ana Maria Barbany hace de madre de Merlí, una ex actriz teatral que recuerda a la Sardà.

El creador de Merlí es Héctor Lozano, con guiones del propio Héctor Lozano y de Mercè Sàrrias Laia Aguilar; la dirección es de Eduard Cortés, realizador de una de las mejores películas españolas del siglo XXI, La vida de nadie (2002), con José Coronado, Adriana Ozores y Marta Etura

DIARIO UN CINÉFILO

«Que la vida iba en serio / uno lo empieza a comprender más tarde”
Jaime Gil de Biedma

DIARIO DE UN CINÉFILO Es una sección dedicada al mundo de las Series de TV, a todos sus aspectos cinéfilos pero también a sus derivaciones sociológicas y relativas a la vida cotidiana de las personas. La construcción de roles, las relaciones familiares, la actualidad, la comedia y el drama, la épica histórica, dragones y mazmorras… Todo cabe en el mundo de las series, y cualquier perspectiva del mundo puede ser vista desde la óptica de un cinéfilo, de un seriófilo inteligente y perspicaz. La sección está personalizada en Rafa Marí, uno de los últimos grandes cinéfilos españoles. La periodicidad es aleatoria, y la longitud de cada entrada, también. Puede ser tanto muy corta: un aforismo, como un extenso miniensayo, o entrevista, o diálogo interior.

Pese a ser un periodista tardío, Rafa Marí (Valencia, 1945) ha tenido tiempo para trabajar en muchos medios de comunicación: Cartelera Turia, Cal Dir, Valencia Semanal, cartelera Qué y Donde, Noticias al día, Papers de la Conselleria de Cultura, Levante-EMV, El Hype… Siempre en las páginas de cultura. En 1984 fichó por Las Provincias, diario donde actualmente es columnista y crítico de arte.

Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.