Sala Russafa estrena «La invasión de los bárbaros», una reflexión sobre el papel del arte y la memoria histórica

Tras su estreno en Barcelona, esta semana llega a València el nuevo espectáculo de la compañía Arden Producciones, impulsora de Sala Russafa. Tras el éxito de Shakespeare en Berlín, con cuatro temporadas consecutivas de gira por todo el país, la nueva propuesta de los valencianos toca por primera vez el pasado reciente de España. Del 6 de febrero al 1 de marzo se estrena en la Comunitat Valenciana La invasión de los bárbaros,  escrita y dirigida por Chema Cardeña, una emocionante obra que trata la memoria histórica y el papel del arte en la sociedad.

“Sabemos que es un espectáculo que puede generar controversia porque aún se levantan ampollas cuando hablamos de lo que ocurrió en la guerra civil. Todos tenemos historias personales o familiares relacionadas con ese pasaje tremendo, que dividió a la sociedad”, explica el autor y director de la pieza, quien reconoce que le ha costado mucho escribir sobre este tema, ya que requería empatizar con los dos bandos, entendiendo las actitudes y motivaciones de los personajes que los representan.

“Como creadores, en la compañía estamos convencidos de que es necesario tener un compromiso con la sociedad y con nuestra conciencia. Por encima de lo comercial, está lo moral. Y pensamos que esta obra es necesaria porque no hay juicios. En vez de a posicionarse, invita a reflexionar”, señala Cardeña.

Contrariamente a la inmediatez y a la toma de partido que impera hoy día, promovida por las redes sociales, La invasión de los bárbaros va más allá del like instantáneo para reflejar en dos momentos bien distintos sendas historias que transcurren en paralelo. Por un lado, está el interrogatorio de un teniente franquista a una conservadora de arte en los sótanos de las Torres de Serrano. Es 1939, recién terminado el conflicto, no aparece el cuadro que da nombre al espectáculo, un óleo dentro que en esta ficción pertenece a la colección del museo de El Prado que se intentó resguardar de la guerra, trayéndola a uno de los últimos bastiones republicanos.

La segunda línea de acción transcurre en 2009, cuando empezó a ponerse en marcha la ley de memoria histórica. En un pueblo de los alrededores de València, una activista se reúne con un alcalde conservador para intentar activar unas exhumaciones. El escenario se divide en dos y las historias avanzan equidistantes, aunque las emociones confluyen. 

“A pesar de que los personajes y la trama son ficticios, no hay nada en la obra que no haya pasado. Como solemos hacer en las propuestas de Arden, partimos de un hecho real para crear situaciones verosímiles. Y en esta obra resulta impresionante ver cómo hay diálogos que se repiten en 1939 y en 2009, porque algunos de los argumentos que se utilizaban entonces siguen usándose hoy día”, explica el autor y director de la pieza.   

La invasión de los bárbaros se enmarca en el IX Cicle de Companyies Valencianes de Sala Russafa. Esta programación ofrece hasta el 24 de mayo una selección de propuestas de diversos estilos y géneros dentro de las artes escénicas de la Comunitat, desde el teatro de texto hasta nuevos lenguajes dramáticos o danza.

El propio Cardeña, Juan Carlos Garés, Iria Márquez y Rosa López dan vida a este drama que ha tenido una muy buena acogida en su estreno en Barcelona. “A veces escuchábamos comentarios del público porque les estaba tocando lo que ocurría en el espectáculo. Y en la escena final, les oíamos respirar hondo antes del aplauso, que ha sido muy cálido en todas las funciones”, comenta Cardeña, para quien el carácter poliédrico de los personajes y de las situaciones que se presentan ha sido clave para atrapar a todo tipo de espectadores.  

Viernes Fórum para promover la reflexión

La música y el audiovisual enriquecen con los elementos justos una puesta en escena que cede el protagonismo a un texto valiente, reflejo de la necesidad de sanar heridas todavía abiertas, de asumir el pasado y normalizarlo a través de la política, pero también del conocimiento y la reflexión. Por eso, Sala Russafa ha organizado sesiones de Viernes Fórum mientras la obra esté en cartel.

Tras las funciones del 7, 14, 21 y 28 de febrero, un invitado especial compartirá sus impresiones sobre la pieza y los temas que trata con el equipo artístico y el público, un encuentro abierto en el que los espectadores también podrán intervenir. Inaugura los Viernes Fórum esta semana Matías Alonso, presidente del Grupo Recuperación Memoria Histórica València, asociación que viene realizando un intenso trabajo desde hace una década.

El día 14 estará representaran representadas las instituciones con el Diputado Delegado de Memoria Histórica, Ramiro Rivera. Mientras que el 21 de febrero será el momento del ámbito académico con Antonio Morant, profesor de la Universitat de València especializado en historia contemporánea española y partícipe del informe municipal sobre la nomenclatura de las calles para cumplir la ley de memoria histórica.

El ciclo de Viernes Fórum se completa el 28 de febrero con testimonios vivos. Participarán Maruja Badía, hija del enterrador del cementerio de Paterna durante la represión franquista que siguió al final de la guerra civil, que ayudó a identificar a muchos de los represaliados. Y María Navarro, presidenta de la asociación de familiares de la Fosa Común 126 de Paterna.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.