“142 pulsaciones” se estrena en Ruzafa Studio

Superarse y cumplir sueños y objetivos son metas que todo el mundo se pone a lo largo de su vida. No obstante, llegar a cumplirlas puede ser más o menos accesible en virtud de muchos factores. Uno de los más importantes es la situación socio-económica de la que se parte y en países como Guatemala ésta puede llegar a ser un verdadero obstáculo, en muchos casos insuperable. Ejemplos como el de Kimberly, que creció intentando ganarse la vida y ayudando a su familia “reciclando” productos en un vertedero local, muestran que cambiar de vida es posible. Aunque para ello el esfuerzo personal resulta fundamental.

El documental 142 pulsaciones del director Alberto Pla, relata la historia de Kimberly y la de otros niños y niñas como ella que han logrado salir adelante con su esfuerzo diario y con la beca educativa concedida por la Asociación CONI. El estreno oficial de este trabajo documental se llevará a cabo el próximo viernes 15, a las 20:00h, en Ruzafa Studio, un nuevo multiespacio de más de 400 m2, para fomentar la cultura, el arte, el audiovisual y los eventos. Ruzafa Studio está situado en la calle Pedro III El Grande, 11, de Valencia.

La Asociación CONI se dio cuenta de estas situaciones en 2010 y desde entonces trabaja sobre el terreno para brindar oportunidades educativas a niños y niñas como Kimberly que ansían no solo salir de su situación, sino lograr con ello ayudar a sus familias y también a sus comunidades. Sí, porque en no pocos casos los becados, como se puede ver en el documental 142 pulsaciones, ayudan becando ellos mismos a otros menores que se encuentran en situaciones similares a las que un día enfrentaron ellos. Y también colaboran activamente en su educación como hace la propia Kimberly.

En 30 minutos de duración, este documental narra la historia de superación de Kimberly, con Alejandro Sebastián, fundador de Asociación CONI, como testigo privilegiado y compañero de viaje de su inspiradora trayectoria vital y sus ganas de superación. «Estas ansias de superación son también las de su comunidad y las de un pueblo como el guatemalteco que, pese a las adversidades, no se rinde y mantiene la esperanza de que los niños y niñas de hoy consigan acceder a la educación y puedan construir un nuevo futuro para su país».

Como dice Sebastián: «La realidad del vertedero es sobrecogedora. Me llamó la atención ver cómo viven al día, literalmente. Pero sobre todo en su cabeza, no tienen la capacidad de ambicionar o imaginar un proyecto de vida mejor». Y ahí es donde entra CONI para, de una forma que se aleja del paternalismo o el asistencialismo, y se centra más en la satisfacción de un “derecho universal”, buscar el modo de conceder becas educativas con las cuales los menores, mediante su propio esfuerzo, logren salir adelante y consigan ver más allá en sus mentes y en sus vidas. Porque como cuenta la misma Kimberly: «Necesitamos dos cosas para alcanzar nuestros sueños: las ganas y las oportunidades. A veces no tenemos las oportunidades, pero yo en esta ocasión pude tenerla, y sobre todo, tengo esas ganas y esos deseos para alcanzar mi sueño».

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.