Manuel Tolsá en el MuVIM, desde la mirada fotográfica de Joaquín Bérchez

View Gallery 11 Photos

Fotos: Juan R. Peiró

El MuVIM acoge, entre el 3 de febrero y el 10 de abril, la exposición Manuel Tolsá desde la mirada fotográfica de Joaquín Bérchez. En ella nos encontramos frente a frente con la asombrosa productividad y finura artística que Manuel Tolsá (Enguera, Valencia, 1757 – México, 1816) fue capaz de desplegar en el México de entre finales del siglo XVIII y principios del XIX.

 

Varias personas visitan la exposición en el MuVIM: Foto: Juan R. Peiró

Con ocasión de la donación por parte del autor de los fondos fotográficos que la conforman a la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia y atendiendo al perfil ilustrado de Manuel Tolsá, el MuVIM, museo valenciano dedicado a la ilustración y la modernidad, se presenta como inmejorable marco temático, geográfico y, sí, también urbanístico y arquitectónico.

 

Las fotografías expuestas en el MuVIM: Foto. Foto: Juan R. Peiró

Porque al sentido homenaje al ilustrado artista valenciano —Manuel Tolsá— se une un explícito reconocimiento de la fotografía como herramienta moderna de expresión artística. Y es desde esta doble disyuntiva como se nos invita a dirigir nuestros ojos a un pasado con vocación de presente compartido, entre Valencia y ese México lejano y cercano a la vez.

 

Obras esenciales como la colosal estatua ecuestre (“El Caballito”) de Carlos IV, el Colegio de Minería o la renovación de la imagen externa de la Catedral Metropolitana —que van a marcar el tránsito de la capital virreinal hacia la independencia— llevan el sello inconfundible de un valenciano reflexivo y apasionado. Un valenciano adoptivo, historiador y fotógrafo de nuestro barroco y nuestro neoclasicismo, aporta su forma de mirar, sedimentada e intensa, a la obra americana del escultor y arquitecto de Enguera.

 

El fotógrafo Joaquín Bérchez. Foto: Juan R. Peiró

Como comenta Joaquín Bérchez, “estas fotografías han tenido un amplio recorrido por salas de diversas instituciones, como el Museo de Bellas Artes de Valencia, el Queen Sofía Spanish Institute de Nueva York o el mismo Colegio de Minería de México D.F., pero es aquí, en este magnífico paseadero expositivo que es la galería alta, balconada y en hormigón, del MuVIM, donde las arquitecturas fotografiadas de Tolsá cobran un insólito diálogo con la contemporaneidad del gran cubo del arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra”.

 

El cartel de la exposicion. Foto: Juan R. Peiró

Joaquín Bérchez a través de su fotografía ha escrito Italo Zannier— es “capaz de emocionarse y transmitirnos, no sólo su emoción, sino también su juicio crítico”. Reveladora “autobiografía visual”, Zannier aclara cómo “la fotografía es también un test, un ensayo proyectivo, que revela mucho de su autor, que se deja ver inevitablemente en el resultado definido en imagen por su visión dinámica en el espacio”. Sobre esta exposición ha afirmado Juan Antonio Ramírez: “Lo que logra Bérchez no es que las arquitecturas que fotografía aparezcan más hermosas, sino algo mucho más interesante: evidenciar la existencia de valores plásticos o iconológicos que habían pasado inadvertidos. La cámara de Bérchez inventa y desoculta: lo que es bueno para el historiador lo es para el creador, y viceversa”.

 

Algunas de las fotografías expuestas en el MuVIM. Foto: Foto: Juan R. Peiró

Las palabras escritas por Rafael Company, director del MuVIM, para el catálogo de la exposición constituyen la mejor introducción a sus contenidos a la vez que una explícita invitación a contemplarla. “El Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat, MuVIM, se honra en poder acoger una exposición donde se aúnan dos nombres de referencia de la cultura valenciana, muy separados en la cronología, pero unidos por una vocación ilustrada que desafía el paso de las centurias. De una parte, Manuel Tolsà, el arquitecto enguerino que marcó la Nueva España a caballo de los siglos XVIII y XIX de manera indeleble; el artífice de algunas de las imágenes arquitectónicas de México que todos tenemos en la retina. De otra parte, Joaquín Bérchez, el cordobés de nacimiento que reúne en su persona los perfiles del prolífico investigador, del docente solvente, del fotógrafo descollante, de quien tanto ha hecho y hace por la Historia del Arte y por la difusión del fenómeno artístico. Somos —continúa Rafael Company— un museo, pues, particularmente idóneo para mostrar la mirada de Bérchez sobre Tolsà: para exponer el arrobo de un ilustrado contemporáneo por el oficio de un ilustrado partícipe del Siglo de las Luces. Los visitantes de la exposición —concluye— recordarán que en el MuVIM encontró todo su esplendor una arquitectura virreinal que sigue sorprendiendo pasado tanto tiempo”.

MANUEL TOLSÁ DESDE LA MIRADA FOTOGRÁFICA DE JOAQUÍN BÉRCHEZ

Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat, MuVIM

Desde el 3 de febrero hasta el 10 de abril de 2022

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.