Baleària bota el ferry eléctrico «Cap de Barbaria» que unirá Ibiza y Formentera

El ferry, con emisiones cero en puerto, tendrá capacidad para 390 pasajeros y 240 ml de carga

Baleària ha botado hoy el primer ferry eléctrico de España de pasaje y carga con emisiones cero en las estancias y aproximaciones a puerto. El ferry Cap de Barbaria ha tocado agua por primera vez en Astilleros Armon Vigo, donde está siendo construido, en un acto que ha incluido el bautizo del buque.

«La botadura de un barco es siempre un momento muy emocionante, y en este caso es todavía más especial. Se trata de un ferry eléctrico que supondrá un nuevo concepto de viaje entre Ibiza y Formentera, más sostenible y ecoeficiente, enfocado al disfrute de la travesía, y a la vez fundamental para el suministro de mercancías a Formentera», ha señalado el presidente de Baleària, Adolfo Utor. También ha destacado que el barco, preparado para incorporar el uso de hidrógeno de forma experimental «será el más sostenible de la flota».

Laudelino Alperi, consejero delegado de Astilleros Armon, ha expresado su orgullo de contribuir al crecimiento de Baleària con soluciones innovadoras y sostenibles con el medio ambiente. «Aún tenemos mucho trabajo por delante, pero vamos por el buen camino, colaborando de una forma eficiente entre todos los implicados en el proyecto», ha señalado.

La madrina del buque, la atleta formenterense Andrea Romero Escandell, ha llevado a cabo la clásica rotura de una botella de cava contra el casco tras el bautizo. La deportista, una de las grandes promesas del atletismo nacional, ha agradecido su elección como madrina, que entiende como un reconocimiento a su esfuerzo y constancia a nivel profesional y a sus valores como persona que ama Formentera: «Este barco supondrá un método más sostenible para la isla, nuestro ecosistema y nuestras aguas. Sin duda, marcará un antes y después. Me siento orgullosa de ser parte de este nuevo proyecto».

En el acto también han intervenido la teniente de alcalde de Vigo, Elena Espinosa, y la delegada de la Xunta de Galicia en Vigo, Marta María Fernández-Tapias.

Está previsto que el ferry empiece unir Ibiza y Formentera en una hora a principios de verano de 2023, con una navegación libre de emisiones en los puertos, gracias a su propulsión eléctrica. El buque contará con un sistema de almacenamiento de energía, con baterías de litio de última generación que le permitirán tener una autonomía de 12 horas en puerto, así como una toma de conexión a tierra de cold ironing. La planta eléctrica del buque tendrá un sistema de gestión inteligente para optimizar en todo momento su uso y mejorar su eficiencia. Durante todas las fases de aproximación, maniobra, amarre y estancia a puerto, el barco no emitirá gases contaminantes a la atmósfera y, por tanto, representará una mejora sustancial para la calidad del aire respecto a los barcos que actualmente operan en la ruta. El buque tiene 82 metros de eslora y 15,5 de manga, y podrá navegar a hasta 14 nudos.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.