El Gobierno pone en marcha un plan de choque de 200.000 millones de euros para evitar la debacle de la economía

El Gobierno ha dado luz verde a un plan de choque por valor de 200.000 millones de euros para hacer frente al impacto económico y social de la pandemia del Covid-19. Esta cifra representa el 20% del PIB y mayoritariamente se ejecutará con fondos públicos. En concreto, el Estado inyectará directamente 117.000 millones, que se complementarán con recursos privados hasta completar la cifra total. Se trata de la mayor movilización económica impulsado por el Estado en la historia reciente.

El plan de choque tiene tres objetivos básicos. Por un lado, aportar liquidez a las empresas para que puedan hacer frente a sus pagos y deudas en un contexto de práctica paralización de la actividad. Por otro lado, facilitar los ajustes temporales de empleo que las empresas puedan necesitar. Y por último, ayudar a las familias más afectadas por el impacto de la crisis.

Para lograr el primero de los objetivo, el Estado prevé poner en marcha una línea de avales públicos por valor de 100.000 millones de euros. El Gobierno confía en que estos fondos, que se gestionarán a través del Instituto Oficial de Crédito, se complementen con recursos procedentes de los bancos que podrían oscilar entre 50.000 y 100.000 millones adicionales. De este modo, las empresas podrían disponer de hasta 200.000 millones de euros para hacer frente a sus necesidades de liquidez.

Además, el paquete de medidas puesto en marcha quiere evitar al máximo que la crisis abierta pueda acabar desembocando en una oleada de despidos. Para ello se ha flexibilizado la aplicación de expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), una medida que venían reclamando empresarios y sindicatos. Además los trabajadores afectados por estos ERTE podrán cobrar el paro, sin consumir sus derechos generados por prestación. Así mismo, se ha previsto la exoneración de las cotizaciones de las empresas del 75%, llegando al 100% en el caso de las pymes, siempre que se mantengan las plantillas. Los autónomos afectados por la crisis del coronavirus también estarán exentos de los pagos a la Seguridad Social.

Así mismo, el decreto que en breve se publicará en el BOE, incluye adaptaciones de la jornada laboral, que incluso puede llegar a reducciones del 100%,, para aquellos trabajadores cuya presencia sea necesaria, por razones de edad, discapacidad o dependencia, para el cuidado de otra persona.

Moratoria de hipotecas

Otra de las medidas incluidas en el paqueta de fuerte calado social, es la imposición a los bancos de una moratoria en el pago de las hipotecas para aquellas familias en especial situación de vulnerabilidad como consecuencia de la crisis del coronavirus. Así mismo también queda prohibido cortar el suministro básico de luz, agua y telecomunicaciones a las familias vulnerables mientras se mantenga la actual situación. De este modo, se quieren evitar fenómenos como los desahucios vividos en la pasada crisis económica. Además, se prevé destinar 600 millones de euros para la prestación de servicios básicos a comunidades autónomas y entes locales.

El paquete, además, incluye una partida de 30 millones de euros para la investigación de vacunas.

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.