Granier y su nueva carta de 60 panes

Granier, la cadena de panaderías que cuenta con más de 350 establecimientos en toda España, está a punto de revolucionar el mundo del pan con una nueva carta de panes que nace fruto de la innovación y la tradición más arraigada. Y los valencianos están de suerte ya que la nueva panera ha empezado a implantarse en los establecimientos del centro de la capital del Turia. Se trata de una carta de panes, con más de 60 variedades, donde destacan dos familias nuevas: panes con masa madre de cultivo natural y panes bienestar.

Masa madre de cultivo natural y panes Bienestar

La elaboración de la masa madre de cultivo natural es la manera más antigua de elaboración del pan, ya conocida desde antiguo. La masa madre de Granier se desarrolla a partir de una fermentación larga que tiene lugar en cada una de las mezclas de harina y agua que se dejan reposar al aire. Esto frena el envejecimiento del pan, manteniéndolo tierno durante más tiempo y mejorando su proceso digestivo. Así, los panes de Granier elaborados con masa madre favorecen nutricionalmente a una mejor asimilación de los minerales y una mejor degradación del gluten. Además, al comer pan, el punto de acidez que aporta la Masa Madre multiplica la sensación de gusto.

Por su parte, la gama Bienestar cuenta con panes elaborados con ingredientes naturales, biológicos y 100% integrales combinados con los mejores beneficios de la espelta, la quinoa, las proteínas y el trigo sarraceno. Cada uno de ellos está elaborado pensando en las diferentes necesidades nutritivas y en los diferentes atributos que aportan. Panes con harina 100% integral que aportan vitaminas, fibra y minerales; panes con espelta, que aporta un mayor valor proteico parte del magnesio, fósforo, hierro y vitaminas; panes con harina biológica es fuente de fibra, vitaminas, hidratos de carbono y proteínas indispensables para el organismo; panes con trigo sarraceno, un alimento muy energético y nutritivo con un alto contenido en proteínas vegetales; panes con quinoa, que contiene todos los aminoácidos esenciales necesarios para el ser humano y panes con proteínas, bajo en calorías y rico en fibra. La nueva carta se complementa con una serie de panes regionales, panes del mundo y panes con semillas y sabores.

Elaboración propia y distintiva

Detrás de una tradición panadera de gran dedicación y amor por este alimento, no sorprende que Granier sea una marca experta en la elaboración del pan. Ni tampoco que, a través de esta experiencia, muchos de sus procesos conserven características propias diferenciales, fruto de criterios profesionales sólidamente establecidos.

En el obrador central predomina el respeto por la elaboración del pan tradicional. Es aquí donde se crean las recetas artesanas, únicas de Granier y con los mejores ingredientes, y donde los maestros panaderos realizan la mezcla con la técnica del amasado que caracteriza a cada tipo de pan. Después, en cada una de las panaderías Granier es donde el trabajo tradicional del pandero cobra protagonismo. Ellos empiezan su jornada de madrugada y son los encargados de que podamos disfrutar de pan recién hecho cada día.

En Granier saben que lo que un buen pan necesita, por encima de todo, es tiempo y dedicación y que una larga fermentación permite desarrollar los aromas, los sabores y la textura que caracterizan el mejor pan artesanal. Es por ello que todos los panes de Granier cuentan con un proceso de fermentación de más de 10 horas.

La apuesta de Granier por Valencia

Juan Pedro Conde, fundador de Granier, empezó como aprendiz en la panadería de su barrio, de ahí su arraigo al comercio de proximidad y su amor por el oficio. La pasión por su trabajo le llevó, allá por 1988, a abrir su primera panadería: el Horno la Estrella, un nombre que ha guiado sus pasos desde entonces hasta la actualidad. Con un espíritu emprendedor y con ganas de crecer, Juan Pedro Conde fue abriendo nuevas panaderías e involucrándose en el mundo del pan hasta hacerse un experto y desarrollar su propio modelo de negocio.

La Comunidad Valenciana siempre ha sido una prioridad para Granier, que cuenta con más de 30 panaderías repartidas en las provincias. Jordi Torres, Director de Producción e I+D, asegura que “es una tierra donde existe una gran tradición panadera y los valencianos saben apreciar un buen pan por su olor, sabor y textura”, por lo que añade que “estamos seguros que esta nueva carta de panes va a tener muy buena acogida”.

 

 

Valencia City

El pulso de la ciudad

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.