España e Italia hacen frente común para exigir una respuesta europea a la crisis del Covid-19 ante la tibieza alemana

Pedro Sánchez durante la videoconferencia de jefes de estado de la UE.

España e Italia, los dos países que con más fuerza están sufriendo en sus sociedades el impacto de la pandemia de Covid-19, hicieron un frente común para exigir en la cumbre mantenida por los presidentes de gobierno de la UE, un ambicioso plan de choque europeo frente a la crisis sanitaria y económica. Un planteamiento que está chocando con la postura de Alemania y Holanda que se muestra reacia a tomar nuevas iniciativas económicas hasta que no se supere la crisis y se pueda hacer un balance final de sus consecuencias.

Este choque entre los países mediterráneos y los del norte acabó en un callejón sin salida después de que España e Italia vetaran el documento a aprobar por la cumbre por considerarlo inconcreto e insuficiente. Y es que para los alemanes, el programa de compra de deuda anunciado por el Banco Central Europeo por valor de 750.000 millones de euros y la flexibilización en los límites del déficit, son medidas suficientes y es partidario de esperar antes de tomar nuevas medidas como la emisión de eurobonos, como reclaman España e Italia con el apoyo de la presidenta del BCE, Chistine Lagarde.

La consecuencia de este enfrentamiento es que la respuesta comunitaria se pospone por dos semanas. Ahora, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tendrá que presentar un texto alternativo que permita alcanzar un mínimo acuerdo entre países. Una alternativa que ahora deberá buscar el Eurogrupo que en el plazo de esas dos semanas deberá presentar diferentes propuestas para tratar de llegar a un consenso final. Paralelamente, el propio Michel y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, tendrán que perfilar un plan de recuperación para la economía europea.

Valencia City
Valencia City

El pulso de la ciudad

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.